Chiffon Cake de cacao






  Cualquier postre con chocolate es sinónimo de éxito en mi casa.


A mis hermanos y sobrinos les encanta cualquier cosa que lleve chocolate y este chiffon cake es una prueba. ¡No sobraron ni las migas!


No puedo meter en el mismo saco a mis hijos. A uno le gusta el chocolate con leche y al otro el chocolate blanco, así que la mayor parte de las veces hago los postres para mi sola o para la familia cuando nos reunimos.

Y este sábado, tocó llevar postre (como todos los sábados) y llevé esta delicia que además de buenísimo está tan tierno que dura blandito varios días, si es que no se lo acaban antes...

Si sois seguidores del blog habréis visto los otros bizcochos chiffon que tengo, el de naranja y pasas y el de plátano y chocolate. En todos uso el mismo molde, desde que lo compré le doy un uso estupendo jajaja, pero podéis usar esta receta con el molde que tengáis, solo que no haremos el ultimo paso que es darle la vuelta para que se enfríe boca abajo.

Por ultimo recordaros que este postre es apto para intolerantes a la lactosa y a la proteína de la leche, ya que no lleva lácteos en su masa y la cobertura se puede suprimir o bien usar productos vegetales.

INGREDIENTES:

4 huevos
120 gr de harina
180 gr de azúcar
60 ml de aceite de girasol
100 ml de agua + 30 gr de cacao puro
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de levadura química
1 cucharadita de vainilla liquida
1 pizca de cremor tártaro (esto es opcional, sirve para dar firmeza a las claras, pero no es imprescindible)


PARA LA COBERTURA:

100 gr de nata para montar
100 gr de chocolate con leche
1 cucharada de mantequilla


PARA ADORNAR:


50 gr de almendra crocanti







PREPARACIÓN:


Lo primero que haremos es poner a hervir los 100 ml de agua. Cuando hierva agregamos el cacao en polvo y removemos muy bien para diluirlo hasta que no quede ningún grumo. Dejamos enfriar.


Ahora vamos a montar las claras a punto de nieve en la thermomix. Pondremos la mariposa y programamos 3 minutos a velocidad 3 1/2. Cuando notemos que ya están semi montadas echamos por el bocal un pellizco de crémor tártaro (si lo tenemos) y dejamos que se acaben de montar. Las reservamos aparte y lavamos el vaso. Esto se puede hacer perfectamente con unas varillas eléctricas.


En un bol mezclamos la harina, el azúcar, la sal y la levadura. Reservamos.


A continuación ponemos las yemas, el cacao diluido en agua, el aceite y batimos 15 segundos a velocidad 4.


Incorporamos la mezcla de harina, azúcar, sal y levadura, batimos 20 segundos a velocidad 4.

Vertemos la masa en el molde de chiffon que ya sabeis no debemos engrasar, pues si lo engrasamos la masa tenderá a "caer" cuando le demos la vuelta una vez horneado. Esta tipo de bizcochos tienen esa particularidad, hay que darles la vuelta cuando se acaba la cocción, es típico de estos moldes tener como tres patitas y una chimenea central que ayuda a mantener el bizcocho boca abajo.

Metemos en el horno a 180º, con calor arriba y abajo y sin ventilador, durante unos 40 o 45 minutos. Hacemos la prueba del palillo y si sale limpio ya lo tenemos hecho.


A continuación y con cuidado, damos la vuelta al molde y dejamos boca abajo hasta que esté completamente frío. Entonces con una espátula o un cuchillo sin filo para no dañar el molde (yo usé una espátula de silicona que tengo muy finita), la pasaremos por todo el filo del bizcocho hasta que se despegue. Entonces se nos quedará pegado al fondo del molde y volveremos hacer lo mismo. Se despega con facilidad.



Vamos con la cobertura, ponemos la nata en el vaso de la thermomix y programamos 5 minutos, 50º y velocidad 1.



Cuando pasen dos o tres minutos y la nata ya está caliente añadimos el chocolate con leche troceado por el bocal junto con la mantequilla. Dejamos que acabe y se temple.

Vertemos sobre el chiffon cake que pondremos sobre una rejilla y espolvoreamos la almendra crocanti por encima para que cubra toda la superficie.

Si no tenéis thermomix podemos hacerlo igualmente con una batidora de varillas.


Hervimos el agua junto al cacao para que quede bien mezclado y sin grumos. Dejamos enfriar.

Ponemos las claras en el vaso y las montamos.

Ya las tenemos, ahora las reservamos.

En un recipiente mezclamos la harina, el azúcar, la sal y la levadura.

Ponemos las yemas junto al aceite y la mezcla de cacao. Lo mezclamos todo.

Y añadimos los ingredientes secos.

Ahora vamos mezclando poco a poco la masa de cacao con las claras montadas. Despacito y con movimientos envolventes.

Y vertemos en nuestro molde de chiffon. Al horno.

Al sacarlo del horno lo dejamos enfriar boca abajo.

Y ahora vamos con la cobertura. Calentamos la nata.

Añadimos el chocolate troceado  cuando la nata lleve unos dos minutos calentándose. El chocolate se fundirá solo.

Y la cucharada de mantequilla también.

Cubrimos el chiffon cake con la cobertura de chocolate.

Y a continuación le ponemos las almendritas.

    ¡Y listo! Un postre para los más golosos.


    ¡Tremendamente bueno!

   Y os dejaré otras opciones con chocolate. Este bizcocho de Entre 3 Fogones

   Y este otro de El Crepitar de los Fogones






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





11 comentarios:

  1. En mi casa el chocolate también es un éxito, al menos para mí es una perdición, jajaja.
    Este bizcocho te ha quedado de lujo, dan ganas de morder las fotos.
    Muchísimas gracias por incluime.
    Un bikiño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, me encanta ese bizcocho de naranja! Un besote!

      Eliminar
  2. ¿Te puedes creer que tengo el molde sin estrenar desde hace ya más de un año?
    No me he atrevido, qué le vamos a hacer!
    Te ha quedado un dulce de chocolate más que exquisito.
    Gracias por mi bizcocho :)
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  3. Si tus hijos no quieren su parte me la puedes mandar ¿eh? aunque ya leo que hay más de un voluntario para dar buena cuenta de ella y no me extraña porque tiene una pinta brutal

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, es mi maldición, una madre repostera y unos hijos que no prueban el dulce jajaja. Un beso!

      Eliminar
  4. Que delicia de bizcocho...
    Menuda pinta...
    pues eso del chocolate va a gustos y a mi hijo el blanco ni probar... con lo que me gusta a mi.
    A ese molde le tengo ganas desde hace tiempo.
    Me apunto a un trocito.
    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuantos gustos distintos en la misma familia jaja. No te quedes con las ganas de comprar el molde Puri, lo vas a amortizar jejeeje. Un beso!

      Eliminar
  5. me chifla el cacao asi que me encantaria!!besos

    ResponderEliminar
  6. Hola, pues no soy muy de chocolates pero en su justa medida no digo que no, así que me tienes que reservar mi trocito que lo voy a saborear con gusto. En este tiempo con calor, acompañado de leche fresquita es una delicia!!Un beso

    ResponderEliminar