Chiffon cake de naranja y pasas



 


    Puedo decir con certeza que estoy amortizando muy bien mi nuevo molde.


   Si os acordáis, cuando hice mi chiffon cake de plátano y chocolate, os conté la historia de este molde. No voy a escribirla de nuevo. Si no la habéis leído, os invito a que pinchéis en el enlace que os he puesto mas arriba. Lo que quería deciros es que creo que le voy a dar mucho juego a este molde. 



Hoy he llevado a la comida familiar este chiffón cake de naranja y pasas y hemos disfrutado muchísimo comiéndolo. Suave, jugoso, esponjoso...una maravilla.

No me voy a enrollar más, os dejo este delicioso postre que además no lleva leche por lo que es apto para los alérgicos a la proteína de la leche.

INGREDIENTES: Para un molde de chiffon cake de 18 cm

4 huevos
120 gr de harina
150 gr de azúcar
60 ml de aceite de girasol
90 ml de zumo de naranja
Ralladura de media naranja
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de levadura química
1 cucharadita de vainilla liquida 
1 pizca de cremor tártaro (esto es opcional, sirve para dar firmeza a las claras, pero no es imprescindible)
 25 gr de pasas sin hueso

Para decorar:

 50 gr de azúcar glass
 Zumo de naranja (el suficiente para hacer el glaseado, yo necesite unas 5 cucharadas)
  Rodajas de naranja confitadas.








PREPARACIÓN:



Lo primero que haremos es montar las claras a punto de nieve en la thermomix. Pondremos la mariposa y programamos 3 minutos a velocidad 3 1/2. Cuando notemos que ya están semi montadas echamos por el bocal un pellizco de crémor tártaro (si lo tenemos) y dejamos que se acaben de montar. Las reservamos aparte y lavamos el vaso. Esto se puede hacer perfectamente con unas varillas eléctricas.

En un bol mezclamos la harina, el azúcar, la sal, la ralladura de naranja y la levadura. Reservamos.

A continuación ponemos las yemas, el zumo de naranja, el aceite y batimos 15 segundos a velocidad 4. 

Incorporamos la mezcla de harina, azúcar, ralladura de naranja, sal y levadura, batimos 20 segundos a velocidad 4.


Ahora vamos a sacar esta mezcla a un recipiente grande y con una espátula iremos añadiendo poco a poco las claras montadas. Hay que mezclar con movimientos envolventes. Añadimos las pasas a la masa.

Ahora  echamos la masa en el molde.

Os recuerdo (ya lo expliqué en la primera receta donde usé este molde) que este tipo de moldes no se debe engrasar. Parte de su función consiste en que la masa se "agarre" a las paredes, pues después al acabar la cocción lo pondremos boca abajo. Es característico de los chiffon cakes que las paredes estén algo "desconchadas" ya que al no engrasar el molde, cuando desmoldamos pasando una espátula o cuchillo romo por el borde se quede algo pegado.

Metemos en el horno a 180º, con calor arriba y abajo y sin ventilador, durante unos 40 o 45 minutos. Hacemos la prueba del palillo y si sale limpio ya lo tenemos hecho.

 Inmediatamente después de sacar el molde del horno, le damos la vuelta con un paño y lo ponemos boca abajo apoyado en sus tres patitas. Se quedará un hueco que hará que el aire circule y el bizcocho no quede apelmazado.

Lo dejaremos así hasta que esté completamente frío. Entonces con una espátula o un cuchillo sin filo para no dañar el molde (yo usé una espátula de silicona que tengo muy finita), la pasaremos por todo el filo del bizcocho hasta que se despegue. Entonces se nos quedará pegado al fondo del molde y volveremos hacer lo mismo. Se despega con facilidad.

Una vez frío y desmoldado, prepararemos una glasa con el azúcar glass y el zumo de naranja. Pintaremos la superficie del bizcocho y adornaremos con rodajas de naranja confitada.


Montamos las claras

 Mezclamos en un cuenco la harina, levadura, sal, azúcar y ralladura.

Mezclamos las yemas, aceite y  zumo.

Agregamos los elementos sólidos.

Mezclamos con suavidad con las claras. Añadimos las pasas también.

Echamos la masa en el molde. Y al horno.

 Preparamos la glasa, mezclando azúcar glass y zumo.


     Pintamos con la glasa y  adornamos con rodajas de naranja confitada.


    Y al cortarlo siempre me llevo el mismo chasco, las pasas se van al fondo jejeje. Pero eso no quita para que disfrutemos de esta exquisitez.





Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





11 comentarios:

  1. Guauuuuuuu.........que maravilla de chiffon,seguro que no quedo nada y más de uno repetiría........yo te aseguro que siiiii¡¡
    besitos¡¡

    ResponderEliminar
  2. No me extraña que hayáis disfrutado, es una verdadera delicia, se ve suave y esonjoso al máximo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo Elisa, super esponjoso! Un beso guapa!

      Eliminar
  3. Qué buena pinta y parece muy esponjoso así que seguro que estaba delicioso. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado fantástico, a mi también me pasa lo de las pasas...el corte es genial. Besos

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay manera de que queden en medio jajaja. besos!

      Eliminar
  5. Para que no suceda eso con las pasas u con nueces hay que henarinarla antes y despues integrarla a la masa

    ResponderEliminar