Galletas saladas de queso y nueces






Esta receta me la pasó mi amiga Susana hace unos meses. Es de uno de los libros de Thermomix, ahora no recuerdo cuál, pero son unas galletitas saladas, ideales para picotear con algún dip o crema.

Son fáciles de hacer, con la thermomix es un momento, pero podemos hacerlas sin ella.

INGREDIENTES PARA  UNAS  35 GALLETAS

80 gr de nueces
 80 gr de aceitunas negras sin hueso
 80 gr de queso parmesano
200 gr de harina de repostería
 1 cucharadita de levadura de repostería
1 huevo
100 gr de mantequilla fría troceada
½ cucharadita de pimienta negra recién molida.


PREPARACIÓN:

Ponemos en el vaso las nueces y las troceamos 2 segundos a velocidad  5, las reservamos en un bol. No debe quedar como polvo, sino trocitos chicos.
Troceamos las aceitunas 2 segundos  a velocidad  5 y las reservamos con las nueces. Sin lavar el vaso, rallamos el queso 10 segundos  a velocidad  progresiva 5-10.
Agregamos la harina, la levadura, el huevo, la mantequilla y la pimienta y mezclamos 10 segundos a velocidad  6. Incorporamos las nueces y las aceitunas picadas y mezclamos 5 segundos a velocidad  6. Retiramos la masa del vaso, formamos una bola, la envolvemos en papel film y la guardamos en la nevera 30 minutos.

Mientras, forramos una bandeja con papel de hornear y precalentamos el horno a 180ºC. Sacamos la masa de la nevera y, con un rodillo, la extendemos sobre una superficie espolvoreada de harina hasta que tenga un grosor de unos 4 mm. Después, cortamos la masa con el cortapastas que elijamos, yo les di forma redonda. Las horneamos unos 20 minutos  Vigilamos para que no se quemen, cuando veamos que se doran los bordes, ya están. Saldrán blandas, las dejáis que se enfríen antes de manipularlas. Después se ponen crujientes.




Trituramos las nueces y reservamos.

Luego trituramos las aceitunas y reservamos también.

Y lo ultimo el queso, a triturar.

Ahora le añadimos la mantequilla fría, harina, levadura, huevo y la pimienta. Lo mezclamos todo muy bien.

Agregamos las aceitunas y las nueces trituradas. Amasamos.

Hacemos una bola con la masa, liamos en papel film y guardamos en la nevera una media horita.

Vamos precalentando el horno, mientras estiramos la masa dejándola de un grosor de unos 3 o 4 ,milímetros. Con un vaso pequeño o un cortapasta hacemos porciones. Yo las he dejado redonditas.

La ponemos en una bandeja con papel de hornear y al horno. Vigilamos para que no se quemen, cuando veamos que se doran los bordes, ya están. Saldrán blandas, las dejáis que se enfríen antes de manipularlas. Después se ponen crujientes.

 Listas, unas galletas muy sabrosas. Ideal como aperitivo.

  Con los recortes de la masa hice también bastoncillos. probadlas con mermelada de cebolla o crema de queso...¡Divinas!






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





5 comentarios:

  1. Qué buena idea...ésta me la guardo para probarla, porque tiene una pinta fantástica...un picoteo sano y rico, qué más se puede pedir. bs

    https://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sergio! Una alternativa saludable! Un beso!

      Eliminar
  2. Me han gustado mucho estas galletas, para picar perfectas. La haré seguro. Saludos :)

    ResponderEliminar