Pizza dell'orto






Hace unos dias salí a cenar con unos amigos.


Ibamos al teatro y nos paramos a cenar en el Mercado de la Merced. Si no sois de Málaga os explicaré que es un mercado tradicional de venta, que se combina con puestos gastronómicos donde degustar una tapa o un plato. Lo curioso de este sitio es que te sientas y el camarero te trae las distintas cartas existentes, por lo que puedes degustar una gran variedad de platos sin moverte de tu mesa.
Nosotros pedimos varias cosas, algunas tapas tradicionales, otras de pescado, otras de cocina internacional...

A mi me gustó todo, pero me quedé entusiasmada con una pizza dell' orto que pedimos para todos.

Esperaba encontrar una pizza como las muchas que te sirven en las pizzerias, pero nada más verla, pudimos comprobar que era muy distinta a las masas tradicionales. Era una masa gruesa, esponjosa y un pelín crujiente. Más parecida a una focaccia pero sin serlo.
El relleno ya redondeaba la experiencia. Calabacín, berenjena y alcachofas, todo salteado y aliñado con aceite de oliva. Uf, una delicia.

Yo he hecho un experimento para intentar recrearla y me siento contenta, el resultado es muy parecido y absolutamente exquisita.

Si os gustan las masas saladas , esta os va a gustar y el relleno es ideal para comer sin mucha culpa jajajaja.

INGREDIENTES:

Para la masa:

35 gr de queso parmesano
200 ml de agua
25 ml de aceite de oliva
25 gr de levadura fresca de panadería
400 gr de harina de fuerza
1 cucharada de orégano seco
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de azúcar

Para el relleno:

100 gr de tomate frito
1 bola de mozzarella fresca
1 calabacín pequeño
1 berenjena pequeña
200 gr de corazones de alcachofas en conserva
sal y pimienta al gusto





PREPARACIÓN:

Primero haremos la masa. vamos a triturar el queso en la thermomix unos 15 segundos a velocidad progresiva 7-10. Lo reservamos.

Sin lavar el vaso, ponemos el agua, el aceite y la levadura y mezclamos 1 minuto a velocidad 2.

Agregamos la harina, sal, azúcar, orégano y el queso que teníamos reservado. Mezclamos 20 segundos a velocidad 4 y después programamos 3 minutos a velocidad espiga.
Sacamos la masa, hacemos una bola y la dejamos en un bol, tapada, para que repose durante una hora aproximadamente.

Vamos con el relleno. Picamos el calabacín en cuadraditos con piel y lo vamos a pochar en una sartén con un poco de aceite. Lo salpimentamos y dejamos que se quede ligeramente al dente, pues después lo vamos a hornear. Al acabar, dejamos reposar en un colador para que suelte el agua.
Vamos con la berenjena, lavamos y cortamos también en cuadraditos. Salpimentamos y la pochamos también en una sartén con un poquito de aceite hasta que esté tierna. Reservamos.
Vamos con la masa, después de reposar, hacemos dos partes (os dará para dos pizzas medianas), la estiramos y la colocamos en una bandeja cuadrada forrada con papel vegetal humedecido (esto sirve para que se adapte a la forma del molde). Podemos darle forma cuadrada si queremos, pero a mi me gustó hacerla cuadrada.

Ponemos tomate frito sobre la masa, rodajas de mozzarella fresca y vamos colocando la verdura que habiamos pochado por encima. Las alcachofas las usamos en conserva, pero las escurrimos bien de liquido. Yo he usado unas alcachofas aliñadas en conserva, cortadas en cuartos y que coloqué por toda la pizza.

Ya solo queda hornear a 180º durante unos 20 minutos o hasta que veamos que la masa está hecha.

Si no tenéis thermomix, vamos a hacer la masa a mano. primero rallamos el queso y lo reservamos. Ahora mezclamos la levadura, el aceite y el agua en un bol. Removemos para que se integren bien.

En un recipiente grande, ponemos la harina, el queso, orégano, sal y azúcar y añadimos la mezcla de levadura, aceite y sal. Amasamos con las manos hasta que todos los ingredientes se integren y nos quede una masa homogénea. hace,os una bola y seguimos como os indico arriba.


Ponemos el queso en trozos y lo pulverizamos.
                                     

Lo reservamos.

Ahora mezclamos la levadura con el aceite y el agua.

Añadimos el resto de los ingredientes y amasamos.

Hacemos una bola con la masa y dejamos reposar.

Mientras vamos haciendo el relleno. Saltemaos los calabacines.

Y los dejamos escurrir, sueltan mucho líquido.

Hacemos lo mismo con la berenjena.

Y estas son las alcachofas que usé. Pero podemos usar alcachofas al natural en conserva.

Estiramos la masa y la ponemos en una bandeja cuadrada. O le damos forma redonda. Como os guste más.

Ponemos el tomate frito y la mozzarella.

Y colocamos las verduras encima. Antes de hornear, le añadimos un hilito de aceite de oliva por encima.


   Y este es el resultado. Una pizza/focaccia increíblemente rica.


   En el corte se puede ver la textura esponjosa de la masa. Ummm que rica!








Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





6 comentarios:

  1. Magnífica pizza...cada vez me gustan más las pizzas con verduras, me resultan menos pesadas y más sabrosas. sin duda las alcachofas le dan un toque. bs

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy buena con estas verduras, pero se puede poner al gusto de cada uno.

      Eliminar
  2. Cómo me gustan las pizzas de verduras y está se ve exquisita.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa, es una delicia, la verdad!Un beso!

      Eliminar