Bizcocho de crema de almendra







Creo que puedo decir, con cierta humildad, que me he convertido en una experta en bizcochos.


No sé cuantos tengo en el blog, muchos, y casi puedo aseguraros que no suelo repetir dos veces el mismo. Así que imaginaros la variedad..


Este que os traigo hoy es el resultado de querer reciclar un bote de crema de almendras que compré en un supermercado. Lo descubrí por casualidad, justo al ladito de la famosa crema de avellanas de la misma marca. Pero esta es de almendras y de apariencia similar a su prima hermana, e igual de rica.

El caso es que ya le había dado varios "viajes" con la cuchara y corría el riesgo de que se anclara definitivamente como un michelín más de los muchos que ya tengo, así que había que repartir generosamente toda las calorías de esta rica crema.

 Y la mejor opción era hacer un bizcocho, un bizcocho sencillo que llevara este ingrediente. ¡Y aquí está!

INGREDIENTES:

3 huevos
100 gr de azúcar
1 yogur natural (unos 125 gr)
100 gr de aceite de girasol
50 gr de crema de almendras
180 gr de harina
1 sobre de levadura química

Azúcar glass para espolvorear




PREPARACIÓN:

Vamos a separar las claras de las yemas. Ponemos la mariposa en el vaso de la thermomix y montamos las claras 3 minutos a velocidad 3 1/2. las reservamos en un bol. también las podemos montar con unas varillas eléctricas.
Lavamos el vaso y batimos las yemas con el azúcar, el yogur y el aceite durante dos minutos a velocidad 5.
Le agregamos la crema de almendras y volvemos a batir 1 minuto a velocidad 4.
Añadimos la harina y la levadura y batimos 30 segundos a velocidad 4.
Ahora sacamos esta masa y la mezclamos con las claras montadas con movimientos  envolventes hasta que nos quede una crema homogénea.
Engrasamos un molde (el mío es de 23 cm) y vertemos la mezcla. 
Horneamos a 180º unos 45 minutos.


Esta es la crema de almendra.

Ponemos la mariposa en le vaso.

Y montamos las claras. Las reservamos aparte.

Lavamos el vaso y batimos las yemas, con el azúcar, aceite y yogur.

Añadimos la crema de almendras.

Y la harina y levadura. Batimos bien.

Mezclamos con las claras.

Hasta que nos quede una crema homogénea.

La ponemos en un molde engrasado y al horno. 

    Al desmoldar le podemos espolvorear azúcar glass. Ya solo os queda disfrutarlo.






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





6 comentarios:

  1. Desde luego que esta muy rico,y ese sabor a almendras para tomar más de un trozo
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  2. Eres una tentadora hija mía 😀. Así no hay quien pare. Me la apunto para la próxima.

    ResponderEliminar
  3. Pues para mí, cuántos más mejor, todo deliciosos y espectacualres. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los bizcochos nunca sobran, verdad? jejejeje. Besos!

      Eliminar