Gazpachuelo malagueño






Este mes toca cocina andaluza en el reto de La Cocina Typical Spanish


Dada la cercanía del Día de Andalucía, las organizadoras han decidido que este mes hagamos platos andaluces.



Evidentemente las blogueras andaluzas tenemos ventaja, ya que conocemos mejor nuestra gastronomía. Pero estoy segura de que habrá muchos platos que no conozca ya que disfrutamos de una riqueza gastronómica tan variada que es posible que haya recetas desconocidas.

Yo tengo en el blog muchas receta andaluzas y más concretamente malagueñas, que es mi tierra. Así que no tenía muy claro que plato preparar para no repetirme.

Como siempre, me tiraba más hacer algo dulce, pero en estos días en los que hemos tenido unas temperaturas más frías de las que estamos acostumbrados aquí, se me ocurrieron varios platos salados de esos que te calientan hasta el alma.

Y el primero que surgió fue el gazpachuelo. Una sencilla y humilde sopa con muy pocos ingredientes pero no por ello menos rica.

Un plato que de pequeña yo odiaba, como muchos tantos jajaja pero que la edad me ha hecho cambiar de opinión por suerte. Así que para redimirme del pecado de haberlo odiado de pequeña lo he elegido para este reto.

El gazpachuelo es una sopa sencilla, de patata, huevo y mayonesa, si, si, mayonesa.

Porque la particularidad de este plato es que lleva mayonesa en su elaboración. Y eso es también su dificultad, ya que hay que añadir la mayonesa a la sopa, cuidando de que no se nos corte con el calor. Pero no es tan complicado, ya veréis.

Dicen que este plato es una receta de gente humilde, del campo, que en las épocas de penuria solo disponían de patatas, aceite y huevos. Con el tiempo se han ido agregando otros ingredientes que lo han enriquecido aún más, como gambas, arroz o pescado (merluza o rosada). Todas las versiones son exquisitas, pero esta que yo he preparado creo que es la más genuina y tradicional. 


INGREDIENTES:

2 patatas
750 ml de agua
1 cucharadita de sal
1 clara

Para la mayonesa:

Una yema
Aceite de oliva suave (cantidad necesaria para emulsionar)
Una pizca de sal
Unas gotas de zumo de limón.

100 ml de agua para diluir la mayonesa.





Preparamos primero la mayonesa con la yema y la sal, añadiendo aceite hasta que emulsione y espese. Por último añadimos un chorrito de zumo de limón y seguimos batiendo.

Ponemos el agua con sal en una olla y cocemos las patatas cortadas a láminas no muy gruesas. Cuando el las patatas estén tiernas añadimos la clara de huevo y removemos para que se cuaje y forme como "hebras". Apartamos del fuego y dejamos que se temple.

Mientras ponemos 100 ml de agua  en un recipiente y vamos echando poco a poco la mayonesa sin dejar de remover con unas varillas con idea de integrar la mayonesa y diluirla para que después no se nos corte al añadirla a la sopa.

Cuando tengamos el caldo con las patatas y la clara templado, vamos añadiendo poco a poco y removiendo siempre la mayonesa diluida en el agua hasta que nos quede un caldo cremoso y blanco.

¡Y listo A la hora de servir, hay que calentar a fuego muy suave y removiendo para que la mayonesa no se nos corte. Hay quien dice que si se usa mayonesa industrial no hay ese peligro. Yo no lo puedo decir porque no he probado. pero ya me contaréis si lo hacéis así.


Cortamos las patatas en láminas y las ponemos a hervir en agua con sal.

Separamos la yema para hacer la mayonesa y nos quedamos con la clara

Con las patatas tiernas y el agua caliente añadimos la clara removiendo para que se cuaje.

Y nos quedarán como "hebras". Reservamos fuera del fuego.

Ahora diluimos la mayonesa en un recipiente con agua fria. Tiene que integrarse bien.

Y fuera del fuego, añadimos esta mayonesa diluida a la sopa removiendo sin parar.

Y antes de servir, hay a quién le gusta poner unas rebanaditas de pan cateto en el plato. esto ya va en gustos.

   Y servimos calentita, pero recordad que para calentar hay que tener cuidado de que no se nos corte.


Un plato super humilde pero que entra divinamente los días de frío.



Podéis ver todas las recetas participantes aqui








Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





26 comentarios:

  1. Una receta que no conocia. Al leer su nombre pensaba que era un tipo de gazpacho, con alguna variante pero no me esperaba esta receta tan curiosa. Me ha encantado y me ha sorprendido. Me quedo por tu blog y me hago seguidora tuya. Un beso, tocaya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Me alegro de que te guste! Un beso!

      Eliminar
  2. Que original y curiosa esta receta!! Y ademas apetece muchisimo probarla! Tiene una pinta deliciosa!

    ResponderEliminar
  3. Pues nunca la he probado ni tampoco la conocia, por eso me encantan los retos! Muy rica esta sopita, un buen plato me tomaba ahora mismo! Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son platos muy antiguos, pero que aún se hacen en las casas. Un besazo!

      Eliminar
  4. Mi madre !! Nunca se me hubiera ocurrido echarle mayonesa a la sopa !! Habrá que probar porque a mi este tipo de platos me encantan!

    ResponderEliminar
  5. Escogiste nuestro plato estrella, a mi el gazpachuelo me gusta de todas maneras, menos con pan. Es cierto que la receta original de nuestros mayores, llevaba pan, clara y no mucho mas... Bueno si con la yema hacian la mayonesa y se la añadían, exquisita receta y muy Malagueña. ¡Ole!!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Estela, es un plato humilde pero exquisito! Besitos!

      Eliminar
  6. Que ricas......en casa le llamábamos patata a lo pobre.......¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fijate, nosotros patatas a lo pobre le llamamos a otro plato jajaja, Besos!

      Eliminar
  7. Pues no lo conocia...pero estos platos de toda la vida seguro que están buenísimos...versión de patatas a lo pobre...ñam ñam

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son platos de los de toda la vida. Gracias Sergio!

      Eliminar
  8. Puede que sea un plato humilde pero seguro que está buenísimo, y ahora con estos fríos apetece un montòn!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  9. Nunca lo he probado pero sé que me gustaría. Yo encantada !! Un beso

    ResponderEliminar
  10. No lo he probado nunca, pro creo que no voy a tardar en hacerlo, me ha gustado mucho la receta!! Bs.

    ResponderEliminar
  11. Me pasaba igual que a ti, que de pequeña no me gustaba y ahora me encanta,ademas me gusta el clásico de arroz y patatas 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como cambian los gustos verdad? jajajaja, Besitos Isabel!

      Eliminar
  12. mira los platos humildes al final son los que perduran, que no te olvidas de la receta y los que mas fielmente se siguen haciendo por lo sencillos que son, me encanta, besos

    ResponderEliminar
  13. Ains Mari Jose... que haríamos las malagueñas sin nuestros gazpachuelos... cuantas veces nos ha sacado de un apuro jajaaa. .. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los platos de las abuelas, que gustan a todos jajaja. Un beso!

      Eliminar