Rosquillas de hojaldre rellenas






Tengo un problema de inseguridad.


Despues de tantos años haciendo postres, cada vez que hago alguno nuevo me entra la paranoia de que quizá no salga bien. Y claro, me planteo hacer un segundo postre como Plan B por si el primer postre no está a la altura.


Y eso me pasó la semana pasada cuando, como cada sábado, preparé para la comida familiar un postre nuevo.

De pronto pensé, "¿y si no sale bien?" y ahí que me pongo a preparar un segundo postre por si acaso.

Y cuando quiero salir airosa y con exito seguro en un postre siempre recurro al hojaldre. Porque aunque sea una receta nueva, con el hojaldre siempre acierto.

Y eso es lo que me ha pasado con estas rosquillas de hojaldre, que triunfaron, ¡no sobró ni una!

Y vosotros os preguntaréis ¿Y qué pasó con el primer postre?

Esa respuesta os la daré otro día...

INGREDIENTES:

2 láminas de hojaldre
4 cucharadas soperas de dulce de leche
4 cucharadas soperas de crema de cacao (la Nocilla de toda la vida)
1 huevo batido
Almendritas crocantis o en cubitos
Azúcar glas para espolvorear.





PREPARACIÓN: 

Extendemos las laminas de hojaldre y las dividimos en 8 rectángulos iguales.
A cada rectángulo le hacemos cortes verticales sin llegar hasta arriba, solo hasta el medio.
En un bol ponemos el dulce de leche y la crema de cacao juntas y lo mezclamos hasta obtener una crema homogénea. También podemos dejar sin mezclar y rellenar alternativamente con dulce de leche o con crema de cacao, pero a mi personalmente la mezcla de los dos me gusta mucho.
En la parte superior de cada rectángulo, la que está sin cortes, ponemos un poquito de la crema y enrollamos sobre si mismo hasta formar un rulo alargado.
Enrollamos este rulo en redondo hasta formar un círculo y "pellizcamos" los extremos de unión para cerrarlos bien.
Pintamos con huevo batido y espolvoreamos con unas almendritas crocantis. 
Horneamos a 180º con calor arriba y abajo durante unos 15 o 20 minutos, hasta que veamos las rosquillas doradas.
Sacamos, dejamos enfriar sobre una rejilla y espolvoreamos con azúcar glass.


Mezclamos el dulce de leche con la crema de cacao.

Cortamos el hojaldre en 8 rectángulos iguales. Aquí veis solo cuatro, luego dividí de nuevo hasta obtener los ocho finales.

A cada rectángulo le hacemos unos cortes verticales hasta llegar a la mitad.

Ponemos un poco de crema en la parte superior.

Y enrollamos sobre sí mismo.

Hasta formar un cilindro alargado.

Ahora formamos la rosquillas y pellizcamos los extremos de la unión para cerrarlos bien.

Los pintamos con huevo batido.

Y espolvoreamos almendritas. Al horno. En mitad de la cocción es posible que veáis que el relleno se sale, no pasa nada, es normal. 


   Al acabar enfriamos en una rejilla, y espolvoreamos con azúcar glass.

    Unas rosquillas super originales, rápidas y exquisitas.

   Si queréis cambiar el relleno, elegid a vuestro gusto. Con estas rosquillas triunfareis.

Y si queréis unas rosquillas más tradicionales, aqui tenéis estas de Entre 3 fogones. Buena pinta ¡verdad?

O estas otras de El Crepitar de los fogones, ¡¡que ricas!!





Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





8 comentarios:

  1. Buenos días guapa, me encanta el hojaldre, estas rosquillas se ven exquisitas.
    Muchas gracias.
    Feliz fin de semana.
    Un bikiño.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti guapísima por tus rosquillas! Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Oooo por favor que rico, lo tengo que hacer besitos

    ResponderEliminar
  4. Ummmmmm........menuda pinta tienen estas rosquillas,me llevo una para probarlas y la receta para casa¡¡¡¡¡
    Feliz semana y muchos besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Hala que ricas te han quedado, y se ven muy fáciles. Besos :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué ricas! Me parecen muy apetecibles para merendar con un cafetito a media tarde :) Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Cuántas cosas ricas!! Los hojaldres me encantan y éste , con ese relleno debe estar delicioso. Un beso!

    ResponderEliminar