Costillas en salsa de miel y mostaza










Este es un plato que no cocino a menudo.


Pero se me habia antojado hacer costillas al horno y con esta receta es muy facil y cómoda.

No da pereza hacerlas porque se hacen en el horno ellas solitas y nosotros nos podemos dedicar a otra cosa.
Seguro que  os va a gustar como quedan, a nosotros en casa nos han gustado mucho.

INGREDIENTES:

1 costillar de cerdo de 1 kg 250 gr
50 ml de aceite de oliva virgen
1 cucharada sopera de mostaza Dijon
1 cucharada sopera de salsa de soja
4 cucharadas de miel
sal y pimienta

Para acompañar:

6 dientes de ajo
7 u 8 patatitas pequeñas
6 o 7 pimientos rojo y amarillos mini
Sal y perejil seco





PREPARACIÓN

Primero precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo
Preparamos el adobo mezclando la miel, mostaza, salsa de soja y aceite en un bol.
Salpimentamos bien el costillas por los dos lados y untamos con la mezcla anterior.
Ponemos aceite en el fondo de una bandeja amplia y colocamos el costillar con el adobo que le hemos untado. Horneamos unos 40 minutos. Mientras vamos pelando las patatitas y partiendo por la mitad, las ponemos en una fuente pincelada con aceite y regamos con un hilo de aceite y espolvoreamos sal. Le añadimos los ajos a los que haremos un corte sin llegar hasta el fondo. Lavamos los pimientos minis y los envolvemos todos juntos en papel de aluminio. Ponemos la fuente con las patatas y los pimientos envueltos en el horno junto al costillar al que habremos dado la vuelta para seguir horneando otros 30 o 35 minutos más. Si notamos que la carne se tuesta demasiado la podemos cubrir con papel de aluminio hasta acabar la cocción.
Vigilamos que las patatas y los pimientos se hagan bien y no se quemen, si vemos que la carne aun no está tierna  pero la guarnición está lista, la sacamos espolvoreamos con perejil seco y reservamos.




Preparamos el adobo en un bol mezclando bien todos los ingredientes.


Lo untamos bien por todos lados. Al horno.



Lavamos y cortamos las patatas por la mitad y la ponemos junto a los ajos en una fuente.

Y los pimientos minis, los horneamos envueltos en papel de aluminio


    Y servimos las costillas recién horneadas, bien calentitas con su guarnición.






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





2 comentarios:

  1. Pues mira tu no los cocinas a menudo y yo jamás lo hago, aunque es de esas recetas que desde siempre has tenido la inquietud de probar, es que creo que deben ser una verdadera delicia, tan jugosas y con esa guarnición tan apetitosa. Te ha quedado muy rico, gracias por compartir, y a ver si ya por fin me animo.

    Besos

    ResponderEliminar