Crema de espárragos verdes y galleta de parmesano








Esta receta venía en una de las revistas de thermomix del verano. La anunciaban como un "gazpacho de espárragos verdes" y se elaboraba en caliente para luego dejar enfriar.


Pero en cuanto terminé de hacer la receta y la probé, me dije a mi misma:"yo no espero a que esto se enfríe". Estaba tan rico así en caliente que automáticamente pensé en convertirlo en una crema de invierno.

Podéis probar a tomarla fría, seguro que está riquísima igualmente, pero a mi en caliente, me encantó.
Para darle un toque mas sofisticado, le he añadido una galleta de parmesano y jamón que le da un toque crujiente al plato.


INGREDIENTES:

Para cuatro raciones

4 huevos cocidos
300 gr de espárragos verdes sin la parte leñosa
75 gr de aceite de oliva
1 diente de ajo
300 ml de agua
25 ml de vinagre
1/2 cucharadita de sal

PARA LA GALLETA DE PARMESANO Y JAMÓN

100 gr de queso parmesano rallado
una loncha de jamón serrano





PREPARACIÓN:

Separamos las claras de las yemas cocidas de los huevos y reservamos.
Cortamos las puntas de algunos espárragos (con dos o tres espárragos por persona  por persona vale) y los ponemos en el vaso de la thermomix con 30 gr de aceite de oliva. Sofreímos cinco minutos, en temperatura varoma con giro a la izquierda y velocidad cuchara. Retiramos las puntas de los espárragos y reservamos. Dejamos el aceite y añadimos el ajo y los espárragos restantes troceados. Rehogamos otros cinco minutos a temperatura varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.
Agregamos el agua y cocinamos 20 minutos a 100º y velocidad 1.
Añadimos las yemas cocidas, el vinagre, la sal y el resto del aceite y trituramos un minuto a velocidad 10. Bajamos los restos de las paredes del vaso y volvemos a triturar 30 segundos a velocidad 5. Ahora podemos dejarlo enfriar a temperatura ambiente y luego guardar en la nevera si lo queremos frío. O consumir adornado con las claras de huevo picadas y las yemas de los espárragos reservadas. 

Para hacer las galletas de parmesano precalentamos el horno a 200º y sobre la bandeja de horno ponemos un papel vegetal. En el colocamos el queso rallado haciendo un círculo y unas virutas de jamón. Horneamos unos cinco o diez minutos, hasta que veamos que el queso se ha dorado un poco (no mucho). Sacamos y dejamos enfriar.

Para hacer esta preparación sin thermomix, primero pochamos las yemas en una sartén y las reservamos. Luego ese aceite lo pasamos a una cazuela y pochamos el resto de los espárragos y el ajo, Añadimos el agua y dejamos que cueza a fuego suave unos veinte minutos. Añadimos el resto de los ingredientes y trituramos con una batidora hasta dejar una crema homogénea.

Sofreimos primero las yemas de algunos espárragos y reservamos para después adornar.

En el mismo aceite vamos a pochar el ajo y el resto de los espárragos troceados,

 Añadimos el agua y cocinamos

Y por ultimo, yemas, vinagre, sal y el resto del aceite y trituramos.

Hacemos un montoncito con el parmesano y las virutas de jamón

O solo con el parmesano, al gusto vuestro. Y horneamos,

Los sacamos cuando estén algo dorados. Con cuidado, son frágiles.



    Una crema suave y estupenda para una celebración.


    Y si queréis quedar bien, podéis ofrecerla en formato chupito. 







Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





4 comentarios:

  1. Que cosa tan rica, pasame un platito anda :P. Yo voto por tomarla calentita también, no se yo...a mi los esparrágos fríos....como que no. Y esa galleta de acompañamiento es lo mas, jeje
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta mas calentita jejeje. besos guapa!

      Eliminar
  2. Qué crema tan rica! Me la apunto para estos días que seguro que me vendrá genial. Un saludo :)

    ResponderEliminar