Solomillo al Pedro Ximenez





Este es un plato de esos que quedan muy bien para una comida o celebración festiva. Tiene un sabor dulzón por el vino que acompaña de manera genial a la carne.


El vino pedro Ximénez es un vino oscuro, dulce que se realiza a partir de las pasas del mismo nombre. Es un vino del sur, de mi tierra y aunque en su origen se usaba como acompañamiento de postres, cada vez más se utiliza como reducción en salsas para carnes.


Como en esta receta que seguro que habréis visto en mas de una ocasión. Yo tenía ganas de hacerlo para ver que tal quedaba como plato principal para la comida o cena de Navidad, así que lo he preparado siguiendo la receta de mi hermana que le sale para chuparse los dedos.

INGREDIENTES:

Para unas ocho personas

1 kg de solomillo de cerdo en medallones (no muy gruesos)
1 cebolla pequeña
1/2 vaso de aceite
180 ml de vino Pedro Ximenez
350 ml de caldo de pollo (puede ser del envasado) o agua
100 gr de champiñones enteros (de lata)
50 gr de pasas sin hueso
sal y pimienta


PREPARACIÓN:

Ponemos las pasas en remojo con parte del vino. 
Ponemos el aceite en una sartén y doramos la carne que previamente habremos salpimentado. Cuando estén algo dorados, no mucho, la vamos colocando en una cazuela.

Cortamos la cebolla y la pochamos en la sartén con el  aceite de dorar la carne, cuando esté pochada añadimos el vino, el caldo, y la mitad de las pasas con el vino en el que estaban (reservamos el resto de las pasas). Dejamos que cueza a fuego medio para que se evapore el alcohol, unos 15 minutos. Entonces trituramos la salsa con la cebolla y las pasas que tenía y volvemos a ponerla en la cazuela, si veis que está demasiado espesa la podemos aligerar con un poquito de caldo. Añadimos los champiñones y dejamos que se hagan unos cinco o diez minutos antes de introducir los medallones de solomillo. Dejamos que la carne se impregne de los sabores y apartamos.


Salpimentamos la carne y la doramos en una sartén con aceite.

La reservamos en una cazuela.



Pochamos la cebolla en ese aceite y cuando esté tierna añadimos el vino y el caldo.

Y la mitad de las pasas que teníamos en remojo. Dejamos que se evapore el alcohol unos minutos y trituramos la salsa.

Agregamos los champiñones y el resto de las pasas para que se hagan antes de meter la carne. ¡Y listo!


 La carne queda deliciosa, con un increíble sabor y una salsa dulzona que combina genialmente con todos los ingredientes.






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





6 comentarios:

  1. Que rico por dios, estos son los platos que siempre triunfan :D
    Besote!!!

    ResponderEliminar
  2. Seguro que quedas como una reina cuando lo hagas María José, es un plato de lujo!!
    Te ha quedado con una salsa deliciosa!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  3. Este vino convierte cualquier palto en una delciia, qué rica salsa y qué buen sabor aporta a las carnes!!un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Elisa, yo lo he descubierto tarde, pero le pondré remedio jajaja. Besitos!

      Eliminar