Petit suisse de fresas naturales



 Esta semana el reto del grupo de Cocinar con Thermomix nos ha propuesto dos recetas dulces.


Si algo les tengo que reprochar a los creadores del  reto es que no hay tantas recetas dulces como a mi me gustaría, claro que por otro lado mis michelines se lo agradecen. Pero es que no puedo evitar sentirme atraida hacia esas delicias que nos ponen a todos mas rellenitos.

 En fin, que por nuestro bien, lo que mas abundan son las recetas saladas que son estupendas, pero a mi el reto de esta semana me ha ganado por completo.


Son dos dulces especialmente creados para los peques, pero os aseguro que los adultos disfrutaremos tanto o más que ellos. Yo de momento me entreno con uno de ellos, estos increíbles petit suisse de fresas naturales, nada que ver con los que compramos en los comercios, os lo aseguro, mucho mas sanos y ricos.

La receta original la tenemos en el blog de Rosa Velocidad Cuchara, pero yo he variado los ingredientes y he usado fresas naturales, ¡deliciosos!

Os dejo la receta tal y como yo la he hecho, la original la tenéis en el enlace que os he puesto.

INGREDIENTES

500 gramos de fresas
150 gramos de azúcar
200 gr de queso de untar  tipo philadelphia
6 hojas de gelatina neutra
un brick de nata de montar (200 ml)

PREPARACIÓN

Ponemos el azúcar en el vaso de la thermomix y pulverizarnos 30 segundos, velocidad  5-10
Añadimos las fresas lavadas y trituramos 1 minuto a velocidad 5-10. Reservamos.
Ponemos la gelatina a hidratar en un bol con agua fría.
 Calentamos la nata líquida 3 minutos a 90º y velocidad  2
Añadimos la gelatina bien escurrida y mezclamos 30 segundos  a velocidad  4
Incorporamos las fresas y el queso de untar, y mezclamos 30 segundos, a velocidad  4.

Vertemos la mezcla  en vasitos individuales y dejamos enfriar antes de guardar en el frigorífico.


SIN THERMOMIX:

Primero debemos pulverizar el azucar hasta conseguir hacerla azucar glass o impalpable, con una picadora lo haréis bien.
Le añadimos las fresas lavadas y trituramos todo hasta conseguir un puré. Lo reservamos.
en un cazo amplio, ponemos la nata a calentar y sin que llegue a hervir le añadimos la gelatina que habremos tenido antes en remojo, removemos para que se disuelva bien. Incorporamos el queso de untar y seguimos removiendo para que nos quede una mezcla homogénea, si es necesario le pasamos un poco la batidora. Por ultimo añadimos el puré de fresas y volvemos a mezclar. Vertemos en vasitos y a enfriar.




Pulverizamos el azúcar y le añadimos las fresas. Reservamos el puré resultante.


Calentamos la nata.

Le añadimos la gelatina bien escurrida. Mezclamos.

Añadimos el queso y después el puré de fresas que teníamos reservado. Bien mezclado lo vertemos en  los vasitos. A enfriar.


   Después de unas horas tendremos un postre delicioso para nuestros peques.


     Con un sabor suave y muy rico, ¡os encantará!




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





8 comentarios:

  1. Que rico, en casa lo tengo que hacer aunque para mi es una bomba jejeje delicioso guapa xD

    ResponderEliminar
  2. Que rico! Me parece una receta estupenda, nunca se me habría ocurrido prepararla casera! Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Que rico ha de estar con fresas naturales en lugar de con colorante de fresa, jeje. Seguro que si que es un peligro tener eso en la nevera.
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Ayla, es toda una tentación jejeje. Un beso guapa!

      Eliminar
  4. Con fresas naturales debe ser una delicia!! Un beso

    ResponderEliminar