Hojaldre casero




Desde que tengo la thermomix, el mundo de las masas ha sido para mi todo un entretenimiento. me encanta preparar platos dulces o salados con masas. Hay muy buenas amasadoras en el mercado, de hecho yo tengo otro robot de cocina con el que antes hacía las masas, pero por ahora, con la thermomix me resultan muy fáciles de hacer.


Pero hay una masa que siempre me daba miedo a hacer: el hojaldre. Realmente, el hojaldre es una masa muy entretenida y los hojaldres que encontramos en supermercados son lo bastante buenos como para intentarlo en casa.

Entonces, ¿porqué embarcarse en preparar algo tan laborioso? Pues para hacerlo apto para algunas personas con intolerancias, porque para este hojaldre casero he usado harina de espelta y mantequilla de soja. Apto pues para intolerantes a la lactosa. Lo de la harina de espelta es porque es la única harina que puede consumir una amiga y quería probarlo para que ella pudiera comerlo.

En fin, es una receta larga, el resultado es muy bueno, no es igual al industrial, pero os aseguro que las preparaciones con este hojaldre os encantarán.

INGREDIENTES:

200 gr de harina de espelta blanca (podemos usar harina de trigo común)
200 gr de margarina de soja (es conveniente tenerla en el congelador para que esté muy fría.
100 gr de agua helada
1/2 cucharadita de sal

PREPARACIÓN:

Ponemos  todos los ingredientes en el vaso de la thermomix y mezclamos 30 segundos a velocidad 6. Podemos hacerlo con una amasadora o a mano. Sacamos del vaso, hacemos una bola (está algo pegajoso) y guardamos en la nevera media hora.

A la media hora, lo sacamos  sobre una encimera con papel vegetal. Espolvoreamos harina sobre el papel y sobre el rodillo y estiramos dando forma de rectángulo. Doblamos el tercio inferior hacia el centro y el tercio superior sobre el anterior , de manera que queden como tres pisos (en las fotos lo veréis mejor).

 Ahora damos un cuarto de giro y volvemos a estirar la masa con el rodillo formando un rectángulo y la volvemos a doblar como hemos explicado antes. La envolvemos con papel vegetal y la volvemos a dejar en reposo una media hora más en la nevera.

Esta operación la tenemos que repetir otras dos veces más, enharinando ligeramente la superficie de trabajo. 

En el ultimo doblez ya la tendríamos lista para usar, solo habría que estirarla hasta dejarla más fina y darle el uso que queramos.

Esta masa se puede congelar, si no, aguanta un par de días en la nevera bien envuelta en papel vegetal para que no se seque.

Os voy a dejar la temporalización de como yo la hice, para que veáis lo que se tarda desde que comenzamos el proceso hasta el acabado final.

9'30-9'45        Comenzamos a preparar la masa.
9'45-10'20      Dejamos que repose en la nevera.
10'20-10'35   Hacemos el primer doblado. Es el más complicado porque la masa está aún pegajosa.    A medida que reposa, va mejorando.
10'35-11'10    2º reposo en la nevera.
11'10-11'20    2º doblado, la masa ya está mas manejable.
11'20-11'50    3º reposo en la nevera.
11'50-11'55    3º doblado, ya tardamos menos en hacerlo.
11'55-12'20    4º reposo en la nevera.
12'20-12'25    4º y último doblado.
12'25             Último reposo, ya listo para usarse.

Los doblados de la masa, van mejorando a medida que se reposa. Al principio, nos tendremos que ayudar del papel vegetal, pero al final ya veréis como es muy fácil doblarlo. Siempre que hacemos un doblado, lo hacemos doble, es decir estiramos doblamos, giramos un cuarto la masa y volvemos a estirar y doblar. 

A la hora de usarlo, lo podemos hacer tanto en dulce como en salado. Antes de hornear, hay que pintar con huevo batido y se hornea con calor arriba y abajo, unos 20 minutos a 180º. Tarda en coger color, así que no desesperéis. El resultado es exquisito. Os animo a probarlo aunque sea una sola vez. Yo os pondré una receta con este hojaldre casero en los próximos días.


Esta es la margarina y la harina que he usado. Podemos usar mantequilla y harina normal.

En el vaso de la thermomix o de cualquier amasadora, ponemos la harina, el agua muy fría, la sal y la mantequilla hecha taquitos. Lo mezclamos todo.


La hacemos una bola, envolvemos en film y a la nevera.

Después de reposar, estiramos en la encimera con un rodillo, hasta darle forma de rectángulo. Yo la estiro sobre una lámina de papel vegetal enharinado y pongo harina también en el rodillo, si no se  nos pegará.




Comenzamos a doblar, de la parte inferior hacia el centro. Podéis ver como el hojaldre aún no está manejable, nos ayudaremos del papel vegetal. Pero no es difícil, eh!

Ahora el tercio superior, lo doblamos al centro, encima del anterior doblez.

Ahora giramos un cuarto la masa. Y volvemos a hacer lo mismo, estiramos, y doblamos de abajo al centro y de arriba al centro otra vez. Este es el procedimiento de doblado cada vez que lo hagamos. Los reposos son importantes también.


   Después del ultimo doblado, la masa ya tiene este aspecto y está lista para usarse. Ya os enseñaré cual fue mi primera receta con este hojaldre.

Es una entrada muy larga, pero espero que os haya sido útil. Ya me contaréis.



Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





4 comentarios:

  1. Me la guardo por si me animo a probar a hacerla :D
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  2. No se unta con manteca en cada dobles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lily, en esta receta en concreto no es necesario pues ya la lleva en la masa.

      Eliminar