Cup Cake Halloween



Mi hijo mayor siempre que tiene ocasión viaja. El lugar casi le da igual, tiene amigos dispuestos a acompañarles y se meten en sitios que a mi me daría susto jejeje. pero es joven y está disfrutando ahora que puede y aún no tiene muchas ataduras que se lo impiden.

Como soy una madre algo atípica, no me trae souvenirs tradicionales (imanes o figuritas), sino que siempre me trae cosas que puedo usar para el blog, a veces ingredientes típicos del lugar o moldes y  atrezzos para recetas,

En uno de esos viajes, a Irlanda, me trajo un preparado para cup cakes con un soporte para las cápsulas de papel chulísimos. Simulaban una calavera para poner por encima un buttercream que pareciera un cerebro.

Estaba deseando usarlo, y casi se me pasa la fecha jajaja.
No he usado el preparado como tal, me saben demasiado a industrial... pero si he usado los moldes de calavera para ambientar los cups cakes y la idea del cerebro.

Os dejo como me quedaron por si os sirve para una merienda infantil.

INGREDIENTES:
PARA LOS CUPCAKES ( salen unos 12)

200 gr de azúcar
300 gr de harina
100 gr de mantequilla
100 gr de leche
2 huevos
1/2  sobre de levadura química (unos 8 gr)

PARA EL BUTTERCREAM:

200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
3 cucharadas de leche
250 de azúcar glass (quizá necesitéis más, según el espesor que os quede)
Colorante rojo (unas gotas)

PREPARACIÓN:

En el vaso de la thermomix o de una batidora ponemos todos los ingredientes de los cups cakes juntos y batimos 30 segundos hasta obtener una masa homogénea y espesa. Colocamos capsulas de papel en un molde rígido o de silicona y vertemos la masa en cada uno de ellos hasta un tercio del total. Horneamos 25 o 30 minutos a 180º ( cuidado con esto, cada horno es un mundo). Dejamos que reposen cinco minutos en los moldes y después dejamos que se enfríen en una rejilla antes de hacer el buttercream.
Para la crema de cerebro prepararemos una crema de mantequilla o buttercream mezclando la mantequilla con el resto de los ingredientes, excepto el colorante.
Cuando tengamos una crema densa y con cuerpo añadimos unas gotas de colorante rojo hasta conseguir el color deseado, un tono rosado.

Metemos la mezcla en una manga pastelera o una bolsa de plástico resistente. Hacemos un corte pequeño en la punta y vamos rellenando nuestros cups cakes ya fríos dando forma de cerebro. En las fotos os lo enseño mejor.




Ponemos los ingredientes de los cup cakes juntos y batimos hasta tener una crema homogénea. 

Los ponemos en cápsulas de papel y a su vez en moldes rígidos de metal o silicona. No los lleneis mucho. Yo me pasé al llenarlos.

Al horno.


Estos son los soportes. Vienen desarmados y solo hay que unirlos alrededor de la cápsula de papel. Una vez horneados dejamos enfriar.


Mientras hacemos el buttercream. A mi me quedó espeso, pero debería estar aún mas espeso para que aguante la forma. Tendría que haber echado más azucar glass. Ahora el color me quedó ideal.

Ahora viene la decoración. Si el cup cake os sale con copete, le cortáis para que quede plano. Metemos el buttercream en una manga pastelera y hacemos un círculo alrededor del dulce. Luego una linea en el centro.

Rellenamos una mitad haciendo "zig zag".

Y luego la otra mitad. A mi me quedó muy fina las líneas, tendría que haber hecho un corte mas grandecito a la manga pastelera. Un fallo.


    Y aquí tenemos nuestra merienda terrorífica. Espero que os de muuuchooo miedo. 
FELIZ HALLOWEEN






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





6 comentarios:

  1. Jeje no se si lo probaba yo :P, realmente espeluznante, jajaja. Aunque cuando la lees la verdad que apetece
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos dulces están pensados para dar miedo jajja. Un beso!

      Eliminar
  2. Que pinta!!Terroríficos,que miedo.Te quedaron genial.bs

    ResponderEliminar
  3. Pues bonitos, lo que se dice bonitos no son, jajajajaja!! pero yo quiero unoooooo!!! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, la verdad es que los dulces de Halloween no son nada fotogénicos! besos!

      Eliminar