Tarta de leche merengada






Cada sábado comemos en casa de mi madre mis hermanos con sus parejas e hijos. Nos juntamos doce personas y para no dejar que lo haga todo mi madre, yo me ocupo siempre del postre.


Como hay niños, la mayoría de las veces el postre suele llevar chocolate. En esta ocasión prepararé dos postres, uno para los niños y otro para los adultos, esta sencilla tarta de leche merengada.
Una tarta que me apetecía hacer mucho en verano porque apetecen cosas fresquitas y qué hay más fresquito y más de verano que la leche merengada.

He visto varias recetas distintas por la red, pero esta es de mis thermorecetas y es la que me ha decidido a hacerla porque está ya preparada para thermomix.

Es una tarta muy suave, no sabe muy dulce ( a mi me va mas dulce) y bien fresquita entra después de comer la mar de bien.

INGREDIENTES:

Para la base:

120 gr de galletas (la que más os guste)
80 gr de mantequilla fundida.

Para la tarta:

500 ml de leche
500 ml de nata para montar
2 sobres de cuajada
200 gr de azúcar
1 palo de canela
1 piel de limón (solo la parte amarilla)


Para adornar:

canela molida


PREPARACIÓN:

Ponemos las galletas en el vaso de la Thermomix y programamos 10 segundos, a velocidad progresiva 7.

Añadimos la mantequilla fundida y mezclamos 30 segundos a velocidad 3.

Vertemos en un molde desmoldable forrado con papel vegetal y presionamos. Reservamos en el frigorífico mientras hacemos el relleno.

Nos ponemos ahora con el relleno. Sin lavar el vaso, echamos la leche, la nata, el palo de canela, la piel de limón, el azúcar y los sobres de cuajada. Mezclamos unos segundos a velocidad 4  y calentamos 10 minutos,  90º, giro a la izquierda y velocidad 2.

Al acabar, retiramos la piel de limón y la canela. Con cuidado, vertemos esta mezcla sobre la base de galletas, dejamos templar y guardamos en el frigorífico hasta el día siguiente.

Para adornar podemos espolvorear canela molida o dejarla tal cual. Es conveniente servirla muy fría, así que si la metemos una media hora antes de servirla en el congelador, nos quedará más rica.

Para hacerla sin thermomix, primero trituramos las galletas hasta hacerlas polvo con la batidora o un rodillo. Las mezclamos con la mantequilla fundida y lo ponemos como base en el molde.

En el vaso de la batidora mezclamos la leche, nata, azucar y sobres de cuajada. A continuación lo calentamos todo junto a la piel de limón y el palo de canela, en un cazo a fuego lento, removiendo hasta que veamos que ha espesado un poco. A partir de aquí seguimos como os indico mas arriba.



Ponemos las galletas en el vaso.


Añadimos la mantequilla fundida y mezclamos.

Forramos la base de un molde con papel vegetal y ponemos la mezcla de galletas encima, A la nevera un rato.

Ponemos la leche. la nata, el azucar y los dos sobres de cuajada y mezclamos 10 segundos a velocidad 4.

Añadimos la canela y la piel de limón y calentamos.

Retiramos la piel de limón y la canela y vertemos sobre la base.

Dejamos templar y guardamos en la nevera, siempre  es mejor hacer este tipo de tartas el día anterior.


  Para adornar podemos espolvorear canela a través de un colador. Yo he usado una plantilla de estrellas.


     Mirad que bonita queda.


    Es una tarta muy suave, delicada, deliciosa..






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





6 comentarios:

  1. Que pintaza tiene esa tarta, y sin horno, que alivio, jeje.
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, se agradece en estas fechas no encender el horno, verdad? Besito!

      Eliminar
  2. Que bien que se ve :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  3. holaaaa ¡¡ de verdad que se ve rica¡¡ yo soy mas de chocolate pero te aseguro que no voy a dejar de probarla..gracias x compartir tus recetas

    ResponderEliminar
  4. holaaaa ¡¡ de verdad que se ve rica¡¡ yo soy mas de chocolate pero te aseguro que no voy a dejar de probarla..gracias x compartir tus recetas

    ResponderEliminar