Espaguettis alla puttanesca



Recuerdo que cuando era jovencita e iba a una pizzería no podía dejar de reírme al ver en la carta este plato.


Las tonterías de la adolescencia... como atenuante diré que el nombre parecía nombrar a la profesión más antigua del mundo y claro. quedaba feo pedir ese plato...otra tontería.


El caso es que cuando ya me atreví a probarlo me lamenté no haberlo hecho antes, porque me encantan las anchoas y esta receta las lleva, con lo cual iba a ser de mi gusto seguro.

Según los entendidos, el nombre viene precisamente de las prostitutas que hace mucho tiempo preparaban este plato para reponer fuerzas. Otros hablan de otros orígenes... ¡a saber!

A mi me da igual de donde viene tan curioso nombre, lo único que me importa es el sabor que tiene, especial para paladares a los que les guste lo salado, porque es asi.

INGREDIENTES: Para 4 personas

Unas hojas de albahaca fresca
20 gr de alcaparras
1 diente de ajo pequeño
600 gr de tomates peras en conserva (enteros)
30 gr de aceitunas negras deshuesadas
1 guindilla pequeña (opcional)
Una latita pequeña de anchoas (unos seis filetes)
Aceite de oliva y un pellizco de orégano
400 gr de espaguettis

PREPARACIÓN:

En el mortero vamos a machacar el diento de ajo con un puñado de alcaparras y unas hojas de albahaca picada. Reservamos.
En una sartén grande ponemos el aceite a calentar, añadimos los tomates peras con su jugo, la guindilla y las anchoas troceadas, vamos a ir machacando los tomates y las anchoas con una cuchara de madera mientras se están cociendo.
Agregamos la pasta de ajo, alcaparras y albahaca y las alcaparras que quedaban y removemos. Dejamos que el tomate se haga a fuego lento unos 15 o 20 minutos y añadimos un puñado de aceitunas negras (yo las hice rodajas).
Mientras cocemos los espaguettis en abundante agua con sal. 
Para acabar escurrimos los espaguetis, echamos la salsa por encima,  y adornamos con unas hojas de albahaca fresca.


Trituramos las alcaparras con el ajo y las hojas de albahaca (olvide hacer la foto con el ajo)

Reservamos la pasta.


En una sartén con aceite ponemos los tomates con su jugo, la guindilla y las anchoas. Dejamos que se vayan haciendo mientras machacamos con una cuchara de madera. Añadimos la pasta que teníamos reservada  el resto de las alcaparras y seguimos removiendo.

Cuando el tomate esté hecho añadimos las aceitunas y apartamos del fuego.


     Servimos los espaguetis con la salsa por encima.


    Ricos y rápidos de hacer.




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





8 comentarios:

  1. Me río al leer tu entrada porque me pasaba igual que a tí. Lo de puttanesca sonaba muy mal al menos en la boca de los adolescentes de la generación EGB. Ahora no sé yo si los niños/adolescentes tienen tantas tonterías.

    Menos mal que con el tiempo se pasa la edad del pavo y disfrutamos de recetas tan ricas como esta

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, los niños de hoy están curados de espanto! Un besote Cuca!

      Eliminar
  2. Hola!
    Qué gracia, ahora me doy cuenta de que no era la única que se reía con el nombre de ese plato, Jiji.
    Probaré a hacerlo en casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a todos nos pasaba Elena! jajaja. Un beso guapa!

      Eliminar
  3. Me encantan los platos italianos pero al igual que a ti este, siempre me provocaba risa por su nombre y no lo provaba, una pena.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. Uyyy que buena pinta tiene, jeje, en mi casa ni me habría atrevido a nombrarlo con ese nombrecito :( . Cuanto tabu había por dios, y ahora hemos llegado al extremo opuesto.
    Besote!!!!

    ResponderEliminar