Bizcocho de zanahoria y almendras.



 Hoy os traigo de nuevo una receta apta para personas con intolerancias alimentarias, porque este estupendo bizcocho lleva azúcar de abedul por lo que es apto para personas que  no puedan o no quieran tomar azúcar refinada y no lleva harina, por lo que es valido para celíacos.
Es una receta sencilla y con un resultado estupendo, muy jugoso y húmedo. Y que gana en sabor al día siguiente.

INGREDIENTES:
250 gr de almendra molida
250 gr de zanahoria rallada
200 gr de azúcar
5 huevos
½ cucharadita de bicarbonato
1 cucharada sopera de canela
2 cucharadas de azúcar para espolvorear
Ralladura de limón
50 ml de aceite de girasol

PREPARACIÓN:

Rallamos las zanahorias con una picadora y reservamos.
Separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve. Reservamos.
Blanqueamos las yemas con el azúcar y le añadimos almendra molida. Mezclamos bien con un tenedor hasta integrarlo todo, os costará un poco. Incorporamos el aceite, el bicarbonato y la ralladura de limón y seguimos mezclando. Por último añadimos las claras montadas con movimientos envolventes hasta obtener una masa homogénea.

Vertemos la mitad de la mezcla en un molde engrasado y espolvoreamos la canela. Vertemos el resto de la masa y damos unos golpecitos sobre la encimera para quitar las burbujas que haya. Espolvoreamos con azúcar toda la superficie y horneamos a 170º, con calor arriba y abajo durante unos 40 minutos. Para comprobar si está hecho pinchamos con un palillo y si sale seco está listo.


Picamos las zanahorias .

No hace falta que sea un puré, si quedan trocitos está bien.

Blanqueamos el azucar y las yemas.

Montamos las claras a punto de nieve

Añadimos la almendra molida a la mezcla de yemas y azucar.
Agregamos el,aceite

El bicarbonato y la ralladura de limón.

Incorporamos las zanahorias y mezclamos todo.

Por último las claras montadas y mezclamos hasta que nos quede una masa densa.


Vertemos la mitad de la masa en el molde y espolvoreamos canela encima

Y echamos el resto de masa.

Espolvoreamos una cucharada de azucar por encima y al horno.

Un bizcocho muy húmedo y suave.


   Al día siguiente está mucho mejor. Una manera estupenda de comer dulce de manera más sana.



Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





4 comentarios:

  1. Buenos días.
    Me acabo de incorporar a tu blog y me gusta mucho, hoy mismo voy hacer el pastel que publicaste de turrón y chocolate que me ha parecido fantástico.
    Un abrazo desde Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucía! Bienvenida! Aqui estoy para lo que necesites. Un beso!

      Eliminar
  2. Me encantan los bizcochos húmedos ... me llevo la idea con tu permiso.
    Besos

    ResponderEliminar