Puchero



Ya he contado muchas veces lo delicado que son mis hijos para comer. Y ya no son unos niños,  pero hay que ir disimulando las verduras en platos de los que les gustan y aún así hay cosas por las que no pasan.


Con los potajes pasa igual. Se comen las lentejas a regañadientes, las habichuelas igual, pero hay un guiso al que no le ponen pegas: al puchero de la abuela Elo.

Les encanta el caldo de puchero que mi madre prepara y les encanta que le ponga arroz a ese caldo. Con esa comida no tengo ningún problema. De manera que hay que hacer el puchero, de la misma manera que lo hace la abuela. 

Y aunque en cada casa se hará al gusto de cada comensal, en mi casa la receta que triunfa es esta.




INGREDIENTES:

1 muslo de pollo
1 trozo de jarrete de ternera de unos 300 gramos
250 gr de garbanzos en remojo de la noche antes.
1 hueso añejo.
1 trozo de costilla añeja.
1 trozo de manteca añeja
1 puerro.
1 zanahoria
1 patata grande
1 trozo de nabo
1 rama de apio

PREPARACIÓN:

Lavamos las verduras y las pelamos, al apio le quitamos las hebras y lo dejamos todo entero.
En la olla rápida, ponemos todos los ingredientes, carnes y verduras enteras (así las retiro mejor si no quisiera comérmelas, pues mis niños son muy delicados) y una pizca de sal, poquita.
Cubrimos de agua hasta que nos lo permita la olla y ponemos al fuego. Dejamos que suba la válvula de la olla con fuego fuerte y cuando esté arriba bajamos a fuego moderado durante 30 minutos.
Al acabar sacamos la carne y la verdura a un plato. Desechamos los ingredientes añejos y colamos el caldo para quitarle las impurezas.

Servimos con o sin verduras y con los garbanzos. Acompañamos de unas hojitas de hierbabuena.
Este caldo se puede congelar muy bien y tener para hacer una sopa cuando queramos.



El muslo de pollo sin piel y el trozo de jarrete de ternera. hay quien usa otros tipos de carne, como he dicho mas arriba esta es la receta de mi madre y esto es lo que ella usa.

La verdura: zanahoria, nabo, apio, puerro y patata. Todo entero por si hay que retirarlo que sea más fácil. Y los garbanzos que habremos tenido en remojo una noche. Yo pongo muchos garbanzos en remojo a la vez y luego congelo los que no uso, así siempre los tengo listos.

Y el hueso, la manteca y el trocito de costilla, todo añejo. Esto da un gusto muy bueno al caldo. Yo no pongo tocino, no nos gusta. Ya con esto sale un caldo muy sabroso. No echéis más que una pizca de sal, que si no os saldrá muy salado.

Todo a la olla rápida, cubrimos de abundante agua, hasta donde os permite la olla. A fuego fuerte hasta que suba la válvula. Luego bajamos a fuego suave. En treinta minutos, quizá algo menos, está listo.

Ya está, ahora sacamos la carne y las verduras y desechamos los ingredientes añejos.

Y colamos el caldo, mirad que blanquito queda.

Yo aparto el caldo que voy a congelar, para tener sopa para otros días. A este caldo le eché un poco de arroz.


    Y al caldito de puchero con arroz le desmenuzamos un poco de pollo y ternera, le troceamos un poco de verduras y añadimos garbanzos. Unas hojitas de hierbabuena ponen el punto a este guiso familiar.


   Un plato completo y muy nutritivo. Si os sobra carne, ya sabéis, a hacer croquetas.




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





3 comentarios:

  1. Los litros de sopa que se tomaba Saul en casa! !!

    ResponderEliminar
  2. Los litros de sopa que se tomaba Saul en casa! !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, aún te acuerdas Luci? Lo sigue haciendo! Un beso mi niña!

      Eliminar