Patatas Hasselback


La primera vez que vi estas patatas fue en un taller de thermomix. Las pusieron como acompañamiento a una carne guisada en la máquina y la verdad es que me encantó la forma que tenían.
Después las he visto en numerosas páginas y blogs de cocina. Yo las preparé una vez en casa para Navidad pero no hice fotos. 


Por eso cuando este viernes vinieron unos amigos a cenar a casa, aproveché para prepararlas como guarnición, Y quedaron tan bonitas que mi amiga Irene pensaba que las había preparado con una máquina, porque los cortes quedaron (está feo que yo lo diga) perfectos.

No tiene ningún misterio su preparación, se tratan de unas sencillas patatas al horno, lo especial es la forma que le damos, además de patatas Hasselback (nombre dado por el restaurante que las inventó), también se les llama patatas acordeón, porque está cortada a ruedas que no llegan hasta abajo. 

Ahora os explico como se hace.

INGREDIENTES:

1 patata mediana por persona
3 o 4 dientes de ajos sin pelar.
sal y pimienta.
 50 gr aceite de oliva virgen extra
1 ramita de tomillo o romero fresco

PREPARACIÓN:

Lavamos bien las patatas sin quitarles la piel y las secamos.Cortamos un rodaja de la base mas ancha para que se asiente bien cuando vayamos a cortarla.
Para hacer el "acordeón" atravesamos la patata con una brocheta y con un cuchillo afilado hacemos cortes, La brocheta impedirá que lleguemos hasta abajo y se nos hagan rodajas sueltas.
Sazonamos la patata con sal y pimienta, incluso entre las rodajas. reservamos y vamos precalentando el horno 200º.
En una sartén con un poco de aceite freímos los dientes de ajo y la ramita de tomillo.
Ponemos las patatas en una fuente de horno con un poquito de aceite para que la patata no se pegue. Regamos con el aceite de haber frito el tomillo y horneamos 40 minutos o hasta que las notemos tiernas.



Atravesamos la patata con un palo de  brocheta. Cortad una rodaja fina de la base, para que la patata se asiente bien.

Hacemos cortes del grosor que nos guste. Yo los hice muy finos. Si los haceis mas gruesos, podréis "abrirlos" mas fácilmente y meter en medio trocitos de queso, bacon... Yo en esta ocasión las dejé tal cual. Sazonamos.

Freímos los ajos y la ramita de tomillo.

Ponemos las patatas en una fuente de horno y regamos con el aceite de tomillo. Horneamos hasta que estén tiernas.

   Y ya está, una guarnición muy elegante.


Quedan deliciosas y le podeís añadir una salsa mayonesa, ya entonces están que te mueres.

 Visita mi página de facebook y hazte fan.

4 comentarios:

  1. Oye... Me apunto el truco para cortar las patatas!!!!
    Qué ricas!! Me ha encantado.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Anotado queda, que se ven ricas y sencillas.

    ResponderEliminar