Bizcocho Juan Pedro.


La semana pasada mi amiga Mari Carmen organizó un arroz en su camping. Allí nos juntamos un montón de amigos para pasar un día estupendo y entre todas las personas estaba también una pareja amiga de ella, Paula y Juan Pedro.  que compartieron con nosotros la jornada. 

Después de comer, como es normal, viene el café y Juan Pedro el amigo de Mari Carmen apareció con un riquísimo bizcocho del que di buena cuenta yo.


No podía irme sin pedirle la receta, y Juan Pedro me la dio generosamente con sus truquillos para que saliera exquisito. Es un bizcocho sencillo, el clásico bizcocho de yogur, pero con unos matices que lo hace distinto.

 No podía menos que bautizar esta maravilla con el nombre de su autor. Así que desde aquí, muchas gracias Juan Pedro por la receta.





INGREDIENTES:

1 yogur griego
140 gr de azúcar
140 gr de harina
3 huevos
80 gr de aceite de oliva virgen
Ralladura de naranja
1 sobre de levadura
Zumo de media naranja
50 gr de pasas sin semillas

PARA EL ALMÍBAR

Zumo de media naranja
Dos cucharadas de azúcar
2 cucharadas de anís dulce (licor)

Azúcar glass para espolvorear.

PREPARACIÓN:

En el vaso de la thermomix, ponemos el yogur, el azúcar y los huevos y batimos 1 minuto a velocidad 4.
Agregamos el aceite y el zumo de la media naranja y volvemos a batir 1 minuto a velocidad 4.
Añadimos la harina, levadura y ralladura de naranja y mezclamos todo 30 segundos a velocidad 6.
Incorporamos las pasas (reservamos un puñado)  y removemos para que se mezclen.
Vertemos la masa en un molde engrasado y añadimos por encima las pasas reservadas.
Horneamos a 170º, calor arriba y abajo, sin ventilador, unos 30 minutos.
Comprobamos con un palillo que sale seco.
Dejamos templar en el molde mientras preparamos el almíbar.
En un cazo ponemos los ingredientes del almíbar y llevamos a ebullición.  Una vez que ha hervido, retiramos del fuego (muy importante) y  flambeamos el alcohol con una cerilla. Mucho cuidado al hacer esto. También podemos dejar que hierva un rato, para que el alcohol se evapore, es lo que he hecho yo. Dejamos enfriar un poco y bañamos el bizcocho templado con una brocha. No vertáis el almíbar encima, solo pintar.
Desmoldar cuando esté frío y espolvorear azúcar glas por encima.


Podemos hacerlo también sin thermomix mezclando los ingredientes en el mismo orden con una batidora eléctrica y siguiendo el procedimiento igual.








Ponemos el yogur, los huevos y el azucar. Lo batimos todo.

Añadimos el aceite  (importante que sea de oliva virgen) y el zumo de naranja. Volvemos a batir.

Ahora la harina, levadura y ralladura de naranja. Mezclamos hasta que esté todo bien integrado.

Por ultimo las pasas y removemos la mezcla un poco.


Vetemos la masa en un molde engrasado y le colocamos unas cuantas pasas por arriba. Al horno, unos 40 minutos. Pinchad con un palillo para ver si está hecho.

Mientras prepararemos un almíbar. En un cazo ponemos los ingredientes a hervir. Podemos quemar el alcohol. Yo he preferido dejar que se evapore al calentarlo.

Y con el bizcocho templado lo pintamos con una brocha. Ya desmoldado lo espolvoreamos con azúcar glas.

   ¡Et voilá! Un dulce, jugoso y suave bizcocho. 



    Tiene una textura húmeda, esponjosa... ¡Exquisito!

    HAZ CLICK EN MI PÁGINA DE FACEBOOK Y COMPARTE MIS RECETAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada