galletas campurrianas.


¿No os ha pasado que recordáis sabores y olores que os trasladan a otros tiempos? A mi me pasa a menudo, con alimentos o combinaciones que me recuerdan a mi infancia. Las galletas campurrianas han sido relegadas por esa cantidad de galletas modernas, rellenas de crema blanca o chocolate, con formas de animales... pero hace años, cuando yo era pequeña, no había tanta variedad y las galletas se reducían a dos tipos y poco más. Las campurrianas son esas galletas que aunque con una larga historia siguen siendo las galletas de un tiempo.


Esta receta que os traigo, la encontré en el blog punto de nieve y las he adaptado a la thermomix, pero os dejo también la preparación tradicional. Son muy fáciles de hacer y salen muy ricas. Yo a la mitad las he bañado en chocolate y con eso  han ganado puntos entre mis sobrinos.


INGREDIENTES:

1 huevo.
60 gr de almendra molida.
200 gr de harina.
125 gr de azúcar.
125 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
5 gr de levadura química (una cucharadita)
100 gr de chocolate para postres (opcional)

PREPARACIÓN:

CON THERMOMIX:

Batimos el huevo con la mantequilla ablandada 30 segundos a velocidad 5. Agregamos el azúcar y volvemos a batir 20 segundos a velocidad 5. Incorporamos la almendra molida y volvemos a mezclar unos 30 segundos a velocidad 5. Por último añadimos la harina y la levadura y mezclamos durante un minuto a velocidad 6. Debe quedar una masa pegajosa pero uniforme. Vertemos en un bol y llevamos a nevera media hora.
Sacamos la masa, hacemos bolas de tamaño medio y colocamos sobre una fuente de horno con papel  de hornear. Aplastamos ligeramente con la mano y hacemos unas marcas con el tenedor para darles las forma características de estas galletas. Horneamos a 200º unos diez minutos, hasta que estén doradas. Estarán blandas pero se endurecerán al enfriarse.

Si queremos bañarlas en chocolate, fundimos unos 100 gr de chocolate en el micro a intervalos de 30 segundos y metemos la mitad de la galleta. dejamos secar sobre una rejilla.

Con estas cantidades os saldrán unas 24 galletas.

SIN THERMOMIX:


Con la batidora de varillas batimos el huevo con la mantequilla blanda hasta que nos quede como una crema. Agregamos el azúcar y batimos bien para que se integren los ingredientes. Añadimos la almendra molida y volvemos a mezclar. Incorporamos  la harina y la levadura y mezclamos todo hasta obtener una masa homogénea pero pegajosa. Dejamos enfriar en la nevera y continuamos el procedimiento como explicamos más arriba.





Vamos a batir la mantequilla que tiene que estar blanda con los huevos, Hasta fomar una crema.


Agregamos el azúcar y volvemos a batir.

Añadimos la almendra molida y mezclamos bien hasta integrar todos los ingredientes.

Y por último la harina y la levadura.


Nos va a quedar una masa muy pegajosa. La dejamos en un bol una media hora, en la nevera.

Pasada la media hora formamos bolitas del mismo tamaño. La masa sigue siendo pegajosa pero se trabaja bien. Las aplastamos ligeramente y le hacemos marcas con el dorso de un tenedor, así tendrán la forma características de las galletas originales.

Al horno, unos diez minutos. 

Hay que sacarlas cuando estén doradas pero blandas. Luego se endurecen al enfriar.

Y ahora, si queréis, las podemos bañar en chocolate fundido.


Y dejamos que se seque el chocolate sobre una rejilla,



    Se parecen un montón a las originales.


    Y con el baño de chocolate quedan buenísimas.



    Por dentro quedan tiernas y por fuera crujientes. Como las de verdad.

   Puedes seguir mis recetas también por facebook.

10 comentarios:

  1. En casa no duraron nada, tendré que volver a prepararlas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como me alegro Ana!!!! Gracias por comentar!! Besos!

      Eliminar
  2. Hola! Una pequeña duda, la almendra tiene que ser cruda, tostada, con sal...? O no importa? Qué pintaza tienen!! Graciasss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xoniak, la almendra tiene que ser cruda, yo la compro ya molida. Es mas cómodo. Un saludo!

      Eliminar
  3. Salen buenas, pero no es la receta que busco. EStas tienen un toque más a pasta de té, las campurrianas son más "desmigajosas", más purulentas. Supongo que menos grasa, más harina, y sin huevo saldrán como las que busco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si encuentras la receta que te guste, mándame las modificaciones. Estaré encantada de volverlas a hacer y mejorarlas. Gracias por tu comentario!!

      Eliminar
  4. ¡Buenísimas!
    Hoy con el frio que hacia me vino a la memoria el recuerdo de aquellas meriendas de mi niñez y me apeteció muchísimo revivirlas, así que, buscando la receta de estas galletas llegue hasta ti y prepare una buena tanda de galletas que no duraron ni un suspiro. Mi familia las devoró en un pis pas. Yo también tengo un modesto blog donde voy dejando las recetas que hago, más que nada por no olvidarme y con tu permiso, allí subiré la receta de estas riquísimas galletas, siempre mencionandote y mencionando tu blog, claro está. Gracias por haberme hecho rememorar momentos inolvidables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen, son sabores de nuestra niñez! Un beso!

      Eliminar
  5. Olvide ponerte el link de mi blog y si no estás de acuerdo en algo, sólo dimelo:
    http://conhumoryporamoralacocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes! Al nombrarme me haces un favor jajaja. Besitos!

      Eliminar