Tarta de almendras.


Hace unos días mi amiga Susana llevó al cole esta tarta de almendras. ¡Me encantó! Es del libro de Repostería y Pastelería de Thermomix pero a mi me había pasado desapercibida, no sé por qué. pues está riquísima.


Es algo complicada de preparar por la cobertura de almendras que hay que poner a mitad de cocción, pero con algo de ayuda externa se puede hacer muy bien.
Os la recomiendo encarecidamente, es suave, tierna, jugosa y con la corteza crujiente de las almendras caramelizadas.. ¡Buenísima!



INGREDIENTES:

Cobertura:

125 gr de almendra en cubitos.
130 gr de mantequilla.
100 gr de azúcar.
50 gr de agua.
Bizcocho:
150 gr de azúcar.
3 huevos.
200 gr de nata líquida.
200 gr de harina.
1 sobre de levadura química.
1 pizca de sal.

PREPARACIÓN:
Ponemos en el vaso la mantequilla, el azúcar y el agua y programamos 5 minutos a 90º, velocidad 2.
Al acabar, vertemos esta preparación sobre las almendras en cubitos que tendremos reservadas en un bol.
Sin lavar el vaso ponemos la mariposa , echamos los huevos y el azúcar y montamos durante cinco minutos a 37º y velocidad 4.
Cuando acabe volvemos a programar otros cinco minutos, sin temperatura a velocidad 4.
Incorporamos la nata,  la harina, la levadura y la sal y mezclamos 30 segundos a velocidad 3.
Forramos un molde con papel vegetal humedecido y vertemos en él la mezcla.
Horneamos a 180º durante veinticinco  minutos y sin apagar el horno, sacamos con cuidado el molde y vertemos sobre el bizcocho la cobertura de almendras que teníamos reservada.

Volvemos a meter en el horno y dejamos que se hornee otros 15 minutos más, hasta que veamos las almendras doradas y al pinchar el bizcocho con un palillo salga seco.





Vamos a derretir la mantequilla con el azúcar y el agua.

Tendremos las almendras en cubitos preparadas. Yo las he comprado ya así, en mercadona, pero se pueden comprar enteras y trocear a mano o con la thermomix 4 segundos a velocidad 4.

  Vertemos la mezcla sobre las almendras y reservamos.

Mezclamos un poco y dejamos reservadas.

Ahora vamos a preparar el bizcocho, primero vamos a montar los huevos con el azúcar.


Y cuando estén listos añadimos la nata, la harina, levadura y sal.


Vertemos la mezcla sobre un molde forrado de papel vegetal humedecido (así se adapta mejor a las paredes del molde)


Lo horneamos veinte minutos, no abráis la puerta antes o se nos bajará.

A los veinte o veinticinco minutos, abrimos el horno con cuidado.

Y echamos la cobertura de almendras por encima. Tened la precaución de poner sobre la rejilla un papel de aluminio porque se os desbordará como me ha pasado a mí y caerá al suelo del horno.

Una vez la cobertura puesta sobre el bizcocho, seguimos horneando unos quince minutos más. Comprobamos con un palillo que esté hecho.


   Y aquí está la tarta de almendras, puede que no tenga muy buena pinta, pero sabe de lujo.


    Mi molde era cuadrado y no muy grande, no es un bizcocho que suba demasiado pero este ha quedado bien alto.


   El corte de la tarta. Suave, tierna, dulce y con el crujiente de la almendra que le da un punto exquisito.



    Deliciosa, de verdad, de las tartas más ricas que he probado.

   Puedes seguirme por facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada