Mejillones a la gallega.


 Hace unos días mi amiga  Pepi me mandaba por watsap la imagen de este plato, y me retaba a hacerlo. Es tan sencillo y tan bueno que se merece una entrada porque con muy poquitos ingredientes y todos económicos podemos tener un aperitivo estupendo.


Es la versión del pulpo a la gallega con mejillones, por lo que la receta es del todo conocidas, pero yo os dejo un paso a paso de como la he hecho yo.

INGREDIENTES:

2 patatas.
Mejillones frescos o congelados (algo menos de medio kilo, ya sin conchas)
Aceite de oliva virgen extra.
Sal en escamas.
Pimentón.


PREPARACIÓN;

Pelamos las patatas y las ponemos en un cazo con abundante agua y sal a cocer. las dejamos hasta que estén tiernas, unos 40 minutos.

Cocemos los mejillones en un poquito de agua, para que se abran con el vapor. Yo he usado mejillones congelados así que les he dado un hervor para descongelar.

Cuando las patatas estén tiernas, las cortamos a rodajas y las colocamos como fondo en una cazuela de barro.

Le echamos un hilito de aceite de oliva.

Colocamos los mejillones encima y regamos con el aceite de oliva, echamos una pizca de pimentón por encima (dulce o picante, eso al gusto, aunque yo prefiero el dulce) y espolvoreamos escamas de sal por encima.



 Ponemos a cocer las patatas en agua, unos 40 minutos. También podemos probar a cocerlas en el micro, las pinchamos, las liamos en papel film, unos diez minutos y comprobamos que estén tiernas.

Como he usado mejillones congelados ya cocidos, les he dado un hervor para descongelarlos y tomarlos calentitos.

Cortamos las patatas en rodajas.


Y las ponemos en el fondo de una cazuela de barro. le echamos un hilito de aceite.

Colocamos los mejillones encima y aderezamos, aceite, pimentón y sal.



    Una cazuela para compartir como aperitivo.

   ¿Y si los presentamos sobre una rodaja de pan?

     No te olvides de visitar mi página de facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada