Pan de puerros.


  Esta semana me compré en ALDI un libro de panes. En principio, los panes tenían todos unas pintas maravillosas. panes de todo tipo y con ingredientes extraños para un pan. Me gustaron casi todos, y eso que no había casi panes dulces, y haré más de uno, pero hoy me he decidido por este pan de puerros porque se hace en un momento, no tiene levado y se hornea en frío. 


Tenía curiosidad por probarlo, y  en cuanto lo saqué del horno y corté una rodaja, ya no he podido dejar de comerlo.

Sabe a puerros, así que si no os gusta esta verdura, no lo hagais, pero os perderíais un delicioso pan.

INGREDIENTES:

3 puerros (unos 130 gr)
5 gr de levadura fresca + 50 ml de agua templada.
300 gr de harina de fuerza (260 + 40 para amasar)
110 ml de agua templada.
25 gr de sésamo.
1 cucharadita de sal.
Aceite para pintar.

PREPARACIÓN:


Cortamos los puerros en trozos (solo la parte blanca) y los picamos en la thermomix 3 segundos a velocidad 5.
Los sofreímos en una sartén con un poco de aceite hasta que los veamos doraditos.
Disolvemos la levadura en los 50 ml de agua templada.
Ponemos en el vaso la harina ( los 260 gr), la sal, los puerros, el sésamo y el agua templada. Mezclamos 20 segundos a velocidad 3.
Agregamos la levadura disuelta y programamos 5 minutos a velocidad espiga.
Sacamos la masa y la colocamos sobre la encimera enharinada y con los 40 gr de harina vamos amasando (es muy pegajosa) hasta poder dar forma redonda.
La colocamos sobre la bandeja de horno y la pintamos de aceite.
Metemos la bandeja en el horno apagado y programamos 220º, Cocemos el pan unos 25 minutos. 


Troceamos el puerro y lo picamos.

Sofreímos en una sartén con un poquito de aceite.

Ya los  tenemos doraditos, 

Cortamos un cuarto de levadura fresca, el de la foto se ha tumbado y parece mas grande. Lo disolvemos en cincuenta gramos de agua templada.

Ponemos en el vaso los 260 gr de harina, los puerros, la sal, 110 ml de agua templada y el sésamo.


Mezclamos un poco para unir los ingredientes y añadimos el agua donde está disuelta la levadura. Amasamos cinco minutos.

Echamos sobre la encimera los 40 gr de harina y sacamos la masa del vaso. Es muy pegajosa así que paciencia y, o bien con las manos, o bien con una rasqueta, amasamos hasta poder dar forma de hogaza.

Ya hemos dado forma redonda.

Pincelamos con aceite de oliva.

Y al horno, sin precalentar, 220º, calor arriba y abajo con ventilador (si no tenéis ventilador no pasa nada). Horneamos unos 25 minutos, hasta que lo veamos dorado.


    Un pan con una corteza crujiente y una miga densa pero deliciosa.


    Recién salido del horno, con la mantequilla encima... ¡Qué bueno!


   No es un pan ligero, pero se come muy bien. Este trocito me lo como a vuestra salud.


      Haz click en mi página de facebook y hazte fan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario