Crostinis


 Los crostinis son unas pequeñas tostadas de origen italiano que se toman como aperitivo y que admite cualquier tipo de ingredientes. Se diferencia de la bruschetta en el tamaño, ya que los dos son a base de pan tostado, al grill, horno, parrilla... y en la clase de pan.


Son un recurso estupendo para dar salida al pan que se queda de un día para otro y también para esos restos que se van quedando tristes en la nevera.

A mi me gustan mucho como picoteo, para una cena informal... las variables son tantas que os dejo una muestra para que veáis como los preparé yo.

INGREDIENTES:

Pan del tipo baguette, puede ser del día anterior.
Aceite de oliva virgen extra.
Ingredientes al gusto: parmesano, sobrasada, requesón, tomates, anchoas, champiñones...

PREPARACIÓN:

Cortamos el pan en rebanadas no muy finas.
las pintamos con aceite de oliva y le ponemos una pizca de sal. También podemos restregar un ajo, si ns gusta.
Colocamos encima los ingredientes elegidos y horneamos a 180º unos 8-10 minutos, hasta que veamos que el pan se dora.
Servimos caliente.



Cortamos el pan en rebanadas.


 Las pintamos con aceite de oliva y sazonamos ligeramente.

Vamos colocando los ingredientes elegidos, en este caso requesón y tomatitos cherry.


Aquí con sobrasada y lascas de parmesano.

Pechuga de pavo y champiñón fresco.

Y en este queso de rulo y anchoa. Las combinaciones son infinitas. Las horneamos unos minutos.

   Estos crostinis se toman calientes.


    La combinación de sobrasada y parmesano me encanta.


     Podemos usar cualquier tipo de ingrediente fresco, todo le va bien.


    Si tenemos una reunión de amigos, estos crostinis son un entrante estupendo.

     Visita mi página de facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada