Tarta tres chocolates.


 Ya sabéis que los sábados es el día de reunión familiar. Esta semana, además celebramos el cumple de mi sobrino Hugo y el de mi madre por adelantado, y resulta que pensando que tarta preparar, me entero que hoy es el Día Internacional del Chocolate. Mira por donde ya tengo excusa para hacer el clásico de todas las tartas: la tarta tres chocolates.

Yo la preparaba hace mucho tiempo, de manera tradicional, Es algo entretenida pero no difícil. Hoy en día con la thermomix es mucho más fäcil y rápida de hacer, pero a la manera antigua también se puede. 

Para aligerar un poco esta tarta, que es bastante densa, he suprimido la nata, he puesto leche desnatada y he rebajado la cantidad de azúcar. No afecta para nada al sabor y  algo es algo. 

Como no la tenía en el blog, me ha venido bien hacerla pues así la publico. 


INGREDIENTES:
200 gr de galletas (del tipo que mas nos guste)
80 gr de mantequilla.
200 gr de chocolate con leche
200 gr de chocolate negro.
150 gr de chocolate blanco.
1’5 litros de leche desnatada.
3 sobres de cuajada.
90 gr de azúcar.
Para adornar;
Virutas de chocolate, fideítos, bolitas de chocolate…

PREPARACIÓN:
Trituramos las galletas 15 segundos a velocidad 5-10.
Agregamos la mantequilla y mezclamos 15 segundos a velocidad 4.
Echamos esta mezcla en un molde desmoldable,  cuya base estará previamente forrada con papel vegetal. Aplastamos bien, para que cubra todo el molde. Metemos el molde en el congelador o en la nevera por lo menos media hora.
Lavamos el vaso y trituramos el chocolate negro, 5 segundos a velocidad 7-10.
Le añadimos 500 ml de leche, un sobre de cuajada y 60 gr de azúcar. Programamos 5 minutos, 90º, velocidad 3.
Vertemos la mezcla sobre la base de galletas con cuidado y dejamos cuajar unos diez minutos.
Preparamos la segunda capa triturando el chocolate con leche 5 segundos a velocidad 7-10. Añadimos 500 ml de leche, un sobre de cuajada y 30 gr de azúcar. Programamos cinco minutos, 90º velocidad 3.
Antes de verterlo sobre la mezcla de chocolate negro, comprobamos con un dedo que ya está cuajada. Entonces le hacemos con un tenedor unas líneas superficiales. Esto es para que la segunda capa se agarre bien. Dejamos que se cuaje esta capa de nuevo, otros diez minutos,
Hacemos la última capa igual, trituramos el chocolate, cinco segundos a velocidad 7-10, agregamos el resto de la leche y la cuajada. Aquí no ponemos azúcar. Programamos cinco minutos, 90º, velocidad 3 y vertemos de nuevo sobre la capa anterior, haciendo el mismo procedimiento, es decir, arañando” la capa con un tenedor para que agarre. La dejamos de un día a otro en la nevera. Antes de servir la adornamos como nos guste, bolitas de chocolate, fideítos, virutas, etc


Para hacerla sin thermomix, preparamos cada capa, poniendo los ingredientes de cada una en un cazo grande y calentando hasta disolver bien e integrar todo.


Las galletas en el vaso. Yo he usado las de tipo Chiquilín. Valen las que os gusten más.

 Añadimos la mantequilla blanda y mezclamos bien.

Lo ponemos sobre un molde desmoldable y alisamos con un rodillo pequeño o con el dorso de una cuchara. Recordad que debéis forrar la base con papel vegetal, luego os ayudará a desmoldar mejor. Metemos en la nevera una media hora.

Vamos con la primera capa. Trituramos el chocolate.

Añadimos el resto de los ingredientes (leche, cuajada y azúcar) y cocemos.


Vertemos sobre la base de galletas con un cucharón al revés, para no romperla. La desplazamos con cuidado hasta la nevera y la dejamos unos diez minutos.


Nos ponemos ahora con la capa de chocolate con leche. Lo trituramos.

Y volvemos añadir el resto de los ingredientes (leche, cuajada y azúcar). A cocerlo.


Antes de verterlo sobre la capa de chocolate negro, comprobamos tocándola con un dedo, debe estar cuajada y algo firme. Con un tenedor la "arañamos". Para que las capas no resbalen.


Y la echamos como hicimos antes, con un cucharón al revés. La movemos con cuidado y a la nevera otros diez minutos.


Y ya estamos acabando. Trituramos el chocolate blanco.

Añadimos la leche y la cuajada, Ahora no ponemos azúcar. Volvemos a calentar.

Y hacemos como anteriormente. Arañamos la capa de chocolate con leche y vertemos esta con cuidado. Dejamos en la nevera hasta el día siguiente.

Antes de servir, la adornamos como más nos guste. Yo he comprado estos adornos de chocolate.


    Como he usado un molde cuadrado me ha costado encontrar un plato donde colocarla, pero con esta forma queda muy bien.

    El corte de esta tarta siempre es espectacular.


    Se aprecian divinamente las tres capas. Y como le hemos reducido las calorías, nos podemos comer tranquilamente un trocito.


     Haz click en "me gusta" en mi página de facebook y recibe mis recetas en tu muro.

4 comentarios:

  1. Me gusta que hayas sustituido la nata por leche, pues esta tarta parece una bomba de calorías. Digo parece porque nunca la he probado y ahora que soy intolerante, no creo que lo haga. Pero igual me gusta ver el corte tan bonito que tiene, te ha quedado muy chula. Feliz finde.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rosa, es una tarta contundente, solo para muy golosos, como yo, jejeje, pero al quitarle la nata y reducir el azúcar, la he aligerado un poco. No sé si es posible adaptarla a tu intolerancia, quizá la leche si, pero los chocolates, no sé. Gracias por pasarte guapa. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Maria, es necesario dejarla un día entero? Puedo dejarla solo 9 hrs por ejemplo? Desde ya muchisimas gracias, tiene una pinta estupenda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Florencia! Con nueve horas es suficiente, las capas ya habrán cuajado bien. Un beso!

      Eliminar