Magdalenas de yogur.


 No hay nada que me de más coraje que ponerme a preparar un dulce y darme cuenta que me faltan ingredientes.

Quería preparar un bizcocho para la merienda y cuando ya lo tengo todo medio preparado me doy cuenta de que me faltan huevos (de los de gallina, claro). ¿Que hago? No me apetecía salir a comprar y solo tenía dos huevos en la nevera. No he encontrado ninguna receta de solo dos huevos (que seguro que las hay) así que he preparado la misma receta pero con la mitad de ingredientes, solo que en lugar de bizcocho he hecho magdalenas.

Y no han salido nada mal. Unas quince magdalenas de masa de bizcocho con un pequeño corazón de chocolate en su interior.

La receta es la del bizcocho de yogur del libro Imprescindible, pero con la mitad de las cantidades y han salido unas magdalenas, tiernas, dulces, suaves, esponjosas... vamos, buenas a rabiar.




INGREDIENTES:

(Para unas 15 magdalenas)

1 yogur griego.
2 huevos.
120 gr de azúcar.
150 gr de harina.
60 ml de aceite de girasol.
1 cucharadita de azúcar vainillado.
1 pizca de sal.
½ sobre de levadura royal.
7-8 pastillas de chocolate con leche.
Azúcar glass para espolvorear.

PREPARACIÓN:

Echamos en el vaso las dos clases de azúcar, el yogur, los dos huevos y el aceite. Lo batimos 20 segundos a velocidad 4.
Agregamos la harina, la levadura y la sal. Volvemos a batir otros 20 segundos a velocidad 4.
Podemos hacer la masa con una batidora normal, no es necesario tener thermomix, pero yo la uso, que para eso la tengo.
Ponemos las cápsulas de papel dentro de unos moldes rígidos o de silicona, para que al hornear suban hacia arriba, y llenamos ¾ partes con la masa. Ponemos media pastilla de chocolate dentro y la hundimos un poco.
Precalentamos el horno a 200º y horneamos unos 12 minutos o hasta que las veamos doradas.
Las dejamos enfriar en una rejilla y las espolvoreamos con azúcar glass.




Ponemos los huevos, las dos clases de azúcar, el aceite y  el yogur. Lo batimos bien.


Echamos la harina, la levadura y la sal y volvemos  a batir.

Vertemos la masa en cápsulas de magdalenas, que pondremos en un molde rígido o de silicona. Llenamos solo hasta unos 3/4 de su capacidad y le ponemos media pastillita de chocolate dentro, que hundiremos un poco. Las horneamos a 200º unos 12 minutos.


   Cuando las saquemos la dejamos enfriar un poco y las espolvoreamos con azúcar glass. Mirad que bonitas.


    Por dentro están tiernas y esponjosas y el chocolate al fundirse está... ummmm!!


   Riquísimas, y se tarda realmente poco tiempo en prepararlas.

     Si te gustó esta receta puedes ver más en mi página de facebook.

2 comentarios:

  1. Hola, Maria José! He hecho las magdalenas pero han empezado a subir por un lado y se ha volcado la masa. ¿Por qué puede ser?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! No sé que ha podido pasar... ¿las pusiste en un molde rígido? Si se hornean solo en las cápsulas de papel, tienden a crecer a lo ancho, pero lo que me cuentas no sé porque ha podido ocurrir. Lo siento.

      Eliminar