Huevos divertidos.


   Esto que os traigo hoy no es una receta, es la manera en que quedan los huevos cocidos con mi última adquisición.

Todo el mundo sabe que me encantan los cacharros de cocina. Tengo casi de todo, no solo moldes, sino robots de cocina, cortadores, artefactos varios... Este que os enseño es uno de los "muchos" que me he comprado en una tienda que estaba de liquidación. Un euro solo... ¿quien se resiste? Ya os iré enseñando los demás.


Como utilidad, tiene poca, la verdad. Es más bien una cuestión de estética, y quizá. destinada al mundo infantil. Pero me ha parecido tan mono darles esta forma a los huevos...

No pongo receta ni ingredientes, porque solo son huevos. Ya al incluirlos en una ensalada, los ingredientes los elegís vosotros.


Este es el cacharro en cuestión. Son dos moldes con caritas de animales (gato y mono).


Empezamos cociendo los huevos como tengamos costumbre. Bien cocidos. Yo los cuezo nueve minutos, por sugerencia de las instrucciones del aparato. Supongo que para que la yema esté bien hecha.

En caliente, los pelamos y los colocamos en el molde. Conviene que los huevos sean de tamaño mediano. este es el mono.


Y este el gato. Cerramos el molde con los clips que tiene. Si el huevo es muy grande, como el mío, se os saldrá algo de clara por los bordes. Pero no pasa nada.

Una vez cerrados los moldes, los ponemos en agua fría un rato para que se enfríen. Una vez frío, los metemos en la nevera una hora.

Al desmoldarlo quedan así. ¡Que monos!

  Ahora vamos a alegrar nuestras ensaladas.


    ¿quién se puede resistir a estos huevos tan divertidos?


    Elegid los ingredientes que más os gusten y adornad la ensalada con esta monería (nunca mejor dicho).

   Me he comprado otros cacharros, Aviso que vendré con más ideas locas como esta.

     Visita mi página de facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada