Croquetas de espinacas y champiñones.


 Ayer vino a casa mi amiga Susana. Es una de mis mejores fans y siempre me comenta algo del blog. Pero ayer me "regañó" por que no pongo recetas saladas. y tiene razón. me gusta más la repostería e intento publicar de las dos cosas, pero" la cabra tira p'al monte" y siempre publico más dulce que salado.

Me dio un montón de ideas saladas que intentaré preparar en los próximos días. Para empezar aquí os traigo una versión de las croquetas de espinaca de su madre. espero que le guste.




INGREDIENTES:

100 gr de espinacas.
¼ de cebolla.
50 gr de champiñones laminados.
25 gr de aceite de oliva.
40 gr de mantequilla.
100 gr de harina.
300 gr de leche.
50 gr de queso gruyere rallado.
Sal, pimienta y nuez moscada.
Huevo, pan rallado y aceite para empanar y freír.

PREPARACIÓN:

Ponemos el aceite y la mantequilla en el vaso y calentamos  5 minutos, varoma a velocidad 1.
Añadimos la cebolla y los champiñones troceados y sofreímos  5 minutos, varoma a velocidad 3 ½, así se irá troceando pequeño y no nos encontraremos tropezones.
Añadimos las espinacas lavadas y secas, sofreímos otros cinco minutos, varoma a velocidad 3.
Agregamos la harina, cocemos 2 minutos, 100º velocidad 2.
Cubrimos con la leche y sazonamos con la sal, la pimienta y la nuez moscada y programamos 7 minutos, varoma, velocidad 4.
Cuando faltan tres minutos para acabar, paramos la máquina y echamos por el bocal, el queso rallado. Volvemos a poner en marcha la máquina y dejamos acabar.
Sacamos la masa y la dejamos en un tupper grande bien extendida, que temple. Luego metemos en la nevera un par de horas.

A la hora de freírlas, sacamos porciones con una cuchara, pasamos por huevo y pan rallado y freímos en abundante aceite caliente.


Calentamos el aceite y la mantequilla en la thermomix.


Picamos la cebolla y los champiñones.

Y los sofreímos un poco.

Ya está sofrito y picadito para no encontrarnos trozos.

Ahora echamos las espinacas y hacemos lo mismo.

Ya están las verduras listas.

Añadimos la harina y cocinamos.


 Y ahora la leche, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Lo cocemos todo.

Y cuando falte unos minutos para acabar, agregamos el queso rallado.

Vertemos la masa en un tupper para que se enfríe. Dejamos en la nevera un rato.

Hacemos porciones con una cuchara y pasamos por huevo batido.

 Y por pan rallado.

Y damos forma de croqueta o de bola. como os guste más.

Las freímos en abundante aceite caliente.


    Son unas croquetas muy sanas, con un alto contenido de vitaminas.

    Con un pelín de salsita para acompañar y con mis patatas chips.


    Muy crujientes por fuera pero cremosas por dentro, y con ese color  verde tan intenso.

     Comparte mis recetas desde mi página de facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario