Bizcochito al minuto.


   ¿No os ha pasado alguna vez, sentir unas ganas irresistibles de comer algo dulce? A mi me pasa constantemente y casi siempre recurro a galletas o chocolate que tenga en la despensa.

 A partir de ahora, tendré en cuenta esta receta porque en menos de dos minutos, tienes un bizcochito estupenda con el que quitarte el deseo.


La receta la vi en un grupo de cocina con microondas, y es muy parecida a una receta que circulaba por internet hace tiempo que se llamaba bizcocho a la taza. 

Ese en concreto se horneaba en una taza y era de chocolate. No lo he probado nunca, así que uno de estos días lo haré para comparar con este.

INGREDIENTES:
para un bizcochito:

(para más bizcochitos doblar o tripilicar las cantidades)

2 cucharadasde azúcar.
2 cucharadas de harina.
1 huevo.
1 cucharada de canela.
1 cucharada de aceite de girasol.
1 cucharadita de levadura en polvo.
Otros elementos para enriquecer como frutos secos, manzanas...

aceite  y cacao en polvo para el molde.

PREPARACIÓN:

Batir todos los ingredientes juntos con una batidora o en la thermomix, en este caso 30 segundos a velocidad 3.
Pincelar con aceite el molde elegido (yo he usado unas capsulas de silicona tamaño XL) y espolvorear una pizca de cacao por todo el molde.
verter la masa en el molde y cocer en el microondas un minuto  a máxima potencia (mi microondas es de 800 w).
Dejar enfriar y desmoldar.



Ponemos en el vaso de la thermomix o batidora todos los ingredientes: huevo, azúcar, harina, aceite y levadura.

Pincelamos un molde con un poquito de aceite, aunque si es de silicona no es necesario. Mi molde es bastante grandecito, aunque es de magdalenas es tamaño XL. Podéis usar cápsulas de magdalenas de las normales, entonces  creo que os saldrán dos.

Espolvoreamos una pizca de cacao por todo el molde para darle color.

Vertemos la mezcla y si queremos añadimos algún ingrediente extra. Yo he puesto unos trocitos de manzana.


Metemos al micro un minuto. Podemos poner más moldes a la vez, pero no es necesario aumentar el tiempo. Cuando acabe, pinchadlo con un palillo. Si sale húmedo dejadlo unos segundos más.


    Y ya está nuestro bizcochito express. Tierno y delicioso. Para quitar la ansiedad por el dulce, es genial.


    El cacao que hemos espolvoreado en el molde le da un colorcito dorado. Ya sabéis que el micro deja un color poco apetitoso.

     No te pierdas ninguna receta. Visita mi página de facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada