Abanico de feria.


Este es un dulce típico de la feria de Málaga. Desde hace pocos años, llegando la feria, las pastelerías se llenan de abanicos dulces, con una especie de masa de roscón,  crema y frutas confitadas.


Tienen mucho éxito, están más que buenos, la verdad, y yo que quería hacerlos hace tiempo,  pero no me decidía por falta de molde. Pero ayer encontré en los chinos unos moldes de silicona en forma de concha, que poniéndolos hacia arriba parecían abanicos.

Así que hoy me he decidido. pero una vez empezado el dulce, me ha dado por probar a dar la forma de abanico de manera "artesanal", y no ha podido quedar mejor.

He usado la misma masa que usé en las cocas de san Juan, pero con la mitad de ingredientes.

Con estos ingredientes que os dejo, os saldrán dos abanicos bien hermosos. O uno grande y varios pequeños.


INGREDIENTES:

Masa:
50 gr de azúcar
 Piel de limón, sin nada de parte blanca
85 ml de leche
60 gr de Mantequilla a temperatura ambiente
10 gr de Levadura prensada fresca de panadería (1/2 cubito)
1 huevo.
275 gr de Harina de fuerza
1 cucharada de azúcar invertido o miel
1 cucharada de agua de azahar.

Crema pastelera:

2 huevos

250 ml de leche

15 gr de maicena

50 gr de azúcar

1 cucharadita de azúcar vainillado

Para decorar:
1 huevo batido.

Azúcar humedecida

guindas en almibar

Rodajas de naranja escarchada.

PREPARACIÓN
Crema pastelera:
CON THERMOMIX:
Todos los ingredientes al vaso, programar 7 minutos, 90º vel. 4.
Verter la crema en una manga pastelera. Cuando  esté templada, guardar en la nevera, 

hasta el momento de utilizarla.

SIN THERMOMIX:


Batir en una cacerola los huevos.A continuación añadir el azúcar y el azúcar vainillado.

 Agregamos la maicena y mezclamos todo muy bien. Ahora agregamos la leche y 

lentamente, removemos.Ponemos cocer a fuego lento, removiendo la crema 

constantemente hasta que espese, impidiendo que hierva. Dejar enfriar.

 Masa:

CON THERMOMIX:
Poner el azúcar con la piel de limón en el vaso, pulverizar 20 seg. a velocidad  5-10
Añadir la leche y la mantequilla. Programar 2 minutos, 37º a velocidad 2.
Añadir ahora el agua de azahar y el azúcar invertido (si no tenéis podéis poner miel)
Agregar la levadura y el huevo mezclando 5 segundos a velocidad 4
Incorporar la mitad de la harina y mezclar 15 segundos a velocidad 6
Añadir el resto de la harina y programar 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.
Dejamos reposar la masa en un bol  con film transparente hasta que doble su volumen.
Una vez que  la masa ha crecido, desgasificar y dejar reposar cinco minutos. Extender con el rodillo, cortar la masa en dos  y colocar una mitad encima de papel de hornear.
Estirar una de las partes de forma alargada, colocar un abanico encima y recortar dándole la forma del abanico. 
Con la otra mitad, hacemos porciones pequeñas y las ponemos sobre los moldes de silicona o simplemente damos forma de bola aplastada.
Dejamos que doble su volumen (una hora y media)


SIN THERMOMIX.

Para hacer la masa, se ralla la piel del limón  y se mezcla con el azúcar. Se puede hacer 
con cualquier robot de cocina. Se calienta un poco la leche, y se disuelve en ella la 
levadura. En un bol se pone la harina tamizada, se hace un hueco en el centro y se añade 
el huevo ligeramente batido, la mantequilla en pomada, la leche con la levadura, el agua de 
azahar, el azúcar invertido (o miel) y el azúcar con la piel del limón. 


Se amasa hasta conseguir una masa homogénea. Cuando están integrados todos los 
ingredientes, se pasa la masa a la mesa de trabajo se sigue amasando hasta que la masa 
queda suelta y no se pega. Se vuelve a poner en el bol, se cubre con film de cocina y se 
deja levar en un lugar cálido.


A partir de aquí, seguimos como se indica más arriba.


 Decoración:
 Cuando la masa ya ha crecido, pincelamos con huevo batido, decoramos y  con la crema pastelera reservada hacemos las varillas del abanico. En el pico inferior colocamos una rodaja de naranja y trocitos de guindas entre la crema pastelera. Esparcir una cucharadita de azúcar remojada con unas gotas de agua.
Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo y hornear unos 20 minutos, el abanico grande y unos 8 o 10 los pequeños

Pulverizamos el azúcar con la piel del limón.

Ya está.

Añadimos la leche y la mantequilla y calentamos.

Agregamos el agua den azahar.

Y el azúcar invertido.

Ahora añadimos el huevo y la levadura desmenuzada.

Y la harina. Amasamos.

Ponemos la masa en un bol y la tapamos. Dejamos que crezca.

En una hora, con este calor, ya ha crecido.


La sacamos, le quitamos el aire, hacemos una bola y dejamos que se repose unos cinco minutos. Después partimos por la mitad.

Estos dos moldes los compré en un chino, para ver si me servían como abanicos pequeños.

De la mitad de la masa, cogemos unas porciones , y acomodamos sobre los moldes.


Con la otra mitad, estiramos con el rodillo hasta dar forma alargada.

Yo he usado un procedimiento rústico pero eficaz, he puesto un abanico de verdad sobre la masa.


Y recortamos el contorno con un cuchillo afilado.

Da el pego como abanico. Ahora hay que dejarlo levar, dentro del horno apagado.

Una vez crecido. lo pintamos de huevo.

Y decoramos. La crema hace de las varillas, las guindas son como lunares y la naranja forma el pico del abanico. Ponemos sobre el abanico azúcar humedecida con unas gotas de agua.

Al horno, 180º, unos 20 minutos, pero cuidado que se dora muy pronto. Yo cuando lo veo dorado lo saco.


Quiero enseñaros los abanicos que venden en la feria de Málaga.


    Y este el que yo he hecho. No tiene nada que envidiarle.

   Y la flamenca para entonar la foto. Un dulce rico y no muy difícil de preparar.


    Estos son los pequeños, los hecho con molde. Me gusta más como ha quedado el grande. 


   El sabor, increíblemente bueno, dulce, jugoso, tierno...

   Comparte mis recetas en facebook.

2 comentarios:

  1. Me encanta tu receta, super original, que rica se ve y con esa bailarina una chulada de presentación, bst

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria Antonia! Me encanta verte por aquí. Besos.

      Eliminar