Helado de limón y hierbabuena ( o al revés)



   Todos los años, en verano, nos reunimos unas cuantas amigas con sus parejas en mi casa a cenar. Son gente muy agradecida y les da igual lo que les pongas que todo les parece bien. Pero yo me esfuerzo cada año, por preparar cosas distintas, sobre todo en los postres.

Como soy muy bruta, siempre preparo tres o cuatro postres distintos. Es un poco también, signo de mi inseguridad, siempre pienso, "y si no sale bueno" y preparo otro postre más.

Este año, aun no he decidido qué postre haré `pero siempre acostumbro a tener helado casero para acompañarlo.


Así que en estos días estoy preparando toda clase de helados, ya llevo dos el de queso y mini chips ajoy y el de nutella.

Ahora he probado a hacer el de limón y hierbabuena, o al revés, porque me pasé con las hojas de hierbabuena y sabe más que a limón.

Aún así es un helado muy refrescante, como esos sorbetes que nos ponen en las bodas entre plato y plato.

Encontré la receta en el blog maruja en la cocina.

Os dejo la receta.

INGREDIENTES:
 La piel de uno o dos limones si son pequeños (sin nada de piel blanca)
150 gramos de zumo de limón
Unas hojitas de hierbabuena 
410 gramos de leche evaporada
150 gramos de azúcar
50 gramos de azúcar invertido 

PREPARACIÓN:
Lavamos los limones y extraemos la piel, solo la parte amarilla.
Ponemos el azúcar y la pulverizamos 20 segundos a velocidad 5-10.
A continuación pulverizamos de nuevo el azúcar con la hierbabuena y la piel de los limones en el vaso de la Thermomix durante 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.  Reservamos.
Colocamos la mariposa en las cuchillas y vertemos la leche evaporada. Montamos la leche durante 5 minutos a velocidad 3.
Mientras tanto vamos exprimiendo el limón y lo mezclamos con el azúcar invertido
Ponemos la Thermomix a velocidad 2 y vamos agregando por el bocal el azúcar con el limón y la hierbabuena y el zumo de limón con el azúcar invertido poco a poco para que se vaya mezclando muy bien.
Vertemos el helado de limón y hierbabuena en la heladera y lo dejamos que se haga unos 40 minutos. Luego lo llevamos al congelador hasta la hora de servir.

 Ponemos el azúcar en el vaso. La pulverizamos.

Agregamos las pieles de limón y la hierbabuena. Pulverizamos otra vez. Os aconsejo poner menos hierbabuena, si no tapará el sabor del limón.

Ya tenemos el azúcar aromatizado. La reservamos aparte.

Ponemos la leche evaporada y la montamos con la mariposa. No llega a montarse del todo, pero dobla el tamaño.

Mientras exprimimos los limones, colamos el zumo y lo mezclamos con el azúcar invertido.

Y ahora, con la máquina en marcha, vamos echando primero el zumo de limón con el azúcar invertido.

Y después la mezcla del azúcar. Dejamos que se mezcle bien. Lo dejamos en la nevera unas horas que se enfríe.

Una vez frío, ponemos la heladera en marcha y echamos la mezcla. Dejamos que trabaje unos 45 minutos, hasta que lo veamos muy cremoso. 

Lo vertemos en un tupper y la congelador que coja cuerpo.Una parte la puse en un molde pequeño tipo flan, para ver como queda.


   Pasadas unas horas, ya lo podemos consumir.


   Es super refrescante, con un intenso sabor a hierbabuena y limón.


    Y el del molde pequeño, como si fuera un flan. Me gusta este formato.


   Cremoso, pero ligero.

    Hazte seguidor de mi página de facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada