Polos de sandía.



 Otra receta de helado, pero esta vez light total, ya que solo lleva fruta y un pelín de azúcar (poca). La receta la he sacado del libro de Sandra Mangas de polos y helados, donde hay auténticas maravillas, algunas fáciles de preparar, otras no tanto.

Estos polos son super fáciles, son de sandía y llevan unas pepitas de chocolate para que simulen las pepitas de la sandía. Se hace en varios pasos, ya que hay que esperar que congele un poco, pero nada complicado.

Y le ponemos el azúcar que nos apetezca, ya que si la fruta está madura, ya es dulce por sí misma.


INGREDIENTES: (para unos 4 polos)

300  gr de sandía pelada y sin pepitas.
un chorro de zumo de limón
1 cucharada de azúcar.
1 puñado de pepitas de chocolate.
Palos de polo
el zumo de medio limón + una cucharada de azúcar+ una cucharada de agua.

PREPARACIÓN:

trituramos la sandía,  con el azúcar y el limón para que no se oxide y echamos en los moldes de polos sin llegar hasta el final. Llevamos al congelador una hora y media.
Pasada esa hora, vamos metiendo con un palillo de brocheta las pepitas de chocolate por el molde para que simulen ser las pepitas de la fruta, ahora es cuando ponemos el palo.Volvemos al congelador.
Pasadas tres  o cuatro horas, sacamos y echamos la mezcla de zumo, agua y azúcar por encima y ya dejamos congelar totalmente.
Para desmoldar pasamos los moldes de polo por agua templada hasta que se puedan sacar.




Trituramos la sandía, echais azúcar al gusto, yo he puesto una cucharada.

Vertemos el zumo en los moldes y dejamos que se cuajen un poco en el congelador.

Pasada una hora y media, aún no estarán congelados del todo. Metemos con un palillito las pepitas de chocolate. De nuevo al congelador.

A las tres o cuatro horas, echamos  la mezcla de limón. Dejamos en el congelador hasta la hora de consumir.


Mira que monos han salido.


   Fruta helada, no me diréis que no es de dieta.


     Para los niños, es un postre ideal.

    Hazte seguidor de mi página de facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada