Ensalada César.




   La ensalada César es una de mis favoritas, además de ser muy completa y estar buenísima, se puede convertir en un plato único. Lo malo es que es de las más calóricas, así que no siempre la disfruto, tanto como quisiera. 

Esta que os traigo hoy es mi versión ligera de la ensalada César, con ingredientes a los que les he arañado unas calorías y con una salsa mucho más ligera que la original.


INGREDIENTES:

Una bolsa de surtido de lechugas Gourmet (de mercadona, pero si no, lechuga, canónigos...)
3-4 tomatitos cherry.
Picatostes caseros.
50 gr de pechuga de pollo a la plancha.
2 filetes de anchoas.
1/2  tarrina pequeña de queso batido 0% (también  de mercadona)
sal, pimienta, limón.
1 cucharadita de aceite de oliva.
1/2 diente de ajo. 
Queso parmesano.
Salsa Perrins

PREPARACIÓN:

Cortamos una rebanada de pan en tiras y luego en cuadraditos. Los ponemos en una fuente de horno y horneamos a 180º unos 5-6 minutos.
Sazonamos el pollo y cortamos a trocitos. Lo ponemos en una sartén anti-adherente y salteamos hasta que esté dorado.
En un bol ponemos el queso batido, la anchoa machacada, una cucharadita de queso parmesano rallado, el ajo machacado, unas gotas de limón, pimienta, 3 o 4 gotas de salsa Perrins y la cucharadita de aceite. Batimos todo muy bien con la batidora (yo lo he hecho con la Thermomix).
Colocamos las lechugas, los tomates, los picatostes, el pollo, la salsa por encima y unas lascas finas de queso parmesano.


Cogemos una rebanada de pan cateto o de molde, le quitamos la corteza.

Lo hacemos daditos.

Lo ponemos en una fuente de horno y horneamos hasta que los veamos dorados. Unos 6 minutos.

Quedan mucho mejor que los comprados y al ser al hornos y no fritos, nos ahorramos unas calorías. Los que sobren, una vez fríos se guardan en un tarro hermético.

Vamos con el pollo, lo troceamos y sazonamos.

Si usáis una buena sartén anti-adherente, no necesitareis nada de aceite. Los salteamos hasta que  se doren.

Ya están listos, los reservamos, mientras hacemos la salsa.

Este es el queso batido que usé, no tiene nada de grasas.


Ponemos en el vaso de la batidora o de la thermomix, media tarrina de queso, dos filetes de anchoas, medio ajo, una cucharadita de aceite de oliva, una cucharadita de parmesano rallado, unas gotas de perrins, pimienta y un chorrito de limón. Lo batimos todo muy bien. estas son cantidades para una ración individual, si queréis más dobláis las cantidades.


Y ya tenemos nuestra falsa salsa César, más ligera pero igual de sabrosa.

Y empezamos a montar, estas son las lechugas que he puesto, son una mezcla de lollo rosso, canónigos y escarola.

  Una vez montada la ensalada, echamos la salsa por encima y le ponemos unas lascas de parmesano.


   Os aseguro, que está tan rica como las que os ponen en los restaurantes pero engorda mucho menos .


    He creado en Facebook una página con mis recetas. Os invito a visitarla y darle a "me gusta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada