Tarta de almendra y tocino de cielo.

    ¡Que rica está esta tarta y qué fácil de hacer! Buscaba algo con lo que sorprender a mis compañeros del cole en mi cumple y entre otras cosas llevé esta tarta. Éxito total, algunos hasta han repetido. Es una tarta deliciosa, con una textura densa pero suave al mismo tiempo y con un riquísimo sabor entre flan y tocino de cielo. 


La receta original es de Raquel, del blog churretes de cocholate, un blog que os recomiendo porque tienen unas recetas divinas. Ella utiliza un molde más pequeño y su tarta es más alta y sobre todo más bonita, pues se aprecian muy bien las dos capas que la forman. A mi no me salen esas dos capas, pero da igual porque el sabor es increíble.

He aumentado ligeramente las cantidades de almendras y galletas porque me sobraban un resto pequeñito y ya puestos había que gastarlos.

Os dejo la receta tal y como yo la hice, si queréis ver la original, dirigíos al enlace que os pongo más arriba.



INGREDIENTES:

4 huevos

285 gr de azúcar

100 gr de galletas

110 gr de almendras molidas

400 gr de agua

PARA EL CARAMELO:

100 gr de azúcar

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno con una bandeja de agua a 180º

Pulverizar las galletas 5 segundos a velocidad 5-10. Reservar.

Sin lavar el vaso, poner los huevos y el azúcar y blanquear 3 minutos a velocidad 4.

Añadir las galletas reservadas y las almendras molidas y mezclar 15 segundos a velocidad 3 ½ .

Agregar el agua y batir todo 20 segundos a velocidad 3. Comprobar que está bien mezclado.

Preparar el caramelo en una sartén antiadherente, echando el azúcar y calentando hasta que se disuelva sola. Con cuidado remover cuando lo veamos dorado y echarlo sobre un molde apto para el horno que no sea desmontable (esto es muy importante).

Colocar el molde con el caramelo sobre la fuente del horno que ya tendremos caliente y verter sobre el molde, con cuidado la mezcla que hemos hecho. 

Tapar con papel aluminio y hornear una hora u hora y cuarto al baño María. Comprobarlo con un palillo a partir de la hora de cocción.

SIN THERMOMIX:

Trituramos las galletas con un rodillo o con una picadora y reservamos.
Batimos los huevos con el azúcar con una batidora de varillas hasta que cambien de color.
Añadimos las galletas, ñas almendras y el agua y batimos todo muy bien hasta que esté bien integrado. Seguimos como se indica arriba.



Ponemos las galletas en el vaso y las pulverizamos.

                                      

La thermomix hace esto en 5 segundos. Reservamos .

Sin lavar el vaso, echamos los huevos y el azúcar.

 Ya están blanqueados.

Ahora echamos las almendras molidas y las galletas reservadas.

Nos quedará una cremita de color tostado.

Echamos el agua y mezclamos.

Ahora preparamos el caramelo líquido, se puede usar del comprado pero yo esta vez, lo he hecho casero. Ponemos en una sartén antiadherente el azúcar a fuego medio-alto. 


Vigilamos constantemente y removemos, se hace pronto. Cuando lo veamos dorado está listo.

Lo echamos rápidamente al molde y movemos para extender, pues se endurece enseguida. 

Echamos la mezcla en el molde. No importa si el caramelo se nos ha endurecido, se reblandece después. Le ponemos papel aluminio y lo colocamos en una bandeja con agua que ya tendremos caliente en el horno. Una hora y pinchamos con un palillo. Si sale húmedo lo dejamos un poquito más.

    Cuando sale del horno tiene una pinta horrible, cuarteada y sin color, pero al darle la vuelta...


   Aquí se aprecia ligeramente (muy ligeramente, la verdad) las dos capas.
 

    Una tarta deliciosa que os va a encantar.

4 comentarios:

  1. Me encanta... ese aspecto desquebrajado la hace irresistible Mª Jose y no hay nada más gratificante que tus comensales-compis queden encantados con esta ricura. Además la has adaptado a Thermomix!!! Estoy encantada y a mi me parece preciosa.
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel, si a ti te parece preciosa mi tarta...es por tu culpa, jejeje
      Un beso y gracias por pasarte.

      Eliminar
  2. Hola,hice la tarta siguiendo tu receta y me pasó lo que a tí, apenas se apreciaban las dos capas , pero de sabor riquísima. Mi hijo ya me ha pedido que vuelva a hacerla. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepi, me alegro que te guste, la verdad es que de sabor es espectacular, aunque no nos queden las capas bien definidas jajaja.
      Gracias por pasarte.
      Un saludo.

      Eliminar