Conchas de chocolate



   Las conchas de chocolate son dos tortitas blandas con un relleno de chocolate. Hoy las he hecho pensando en mis sobrinos Hugo y Daniela que les encanta las de Mercadona, aunque Hugo las llama dorayakis, no son exactamente como ese dulce japonés.
El caso es que han salido tan buenas que hasta Daniela que no es muy dulcera se ha comido una, y Hugo creo que se ha zampado cuatro. Realmente buenas.


La receta es del blog recetas de cocina del señor señor, que he descubierto por casualidad pero que me ha gustado mucho. Os recomiendo que lo visitéis.

    INGREDIENTES:

200 gramos de harina de bizcochos de mercadona
140 ml de leche
80 gramos de mantequilla
1 huevo
120 gramos de azúcar 
 1 cucharadita de azúcar vainillado
120 gr Chocolate nestle de postres para el relleno

PREPARACIÓN:
Con thermomix:
  Mezclar la mantequilla y el azúcar 1 minuto, 37º, velocidad 3 ½ .
  Agregar el huevo y el azúcar vainillado y batir 20 segundos a velocidad 3.
 Echar la mitad de la leche y de la harina y mezclar 30 segundos a velocidad 3.
 A continuación el resto de la leche y de la harina y volver a batir 20 segundos a velocidad 3.    
  Debe quedar una masa homogénea.
  En una hoja de papel de horno dibujar círculos de aproximadamente 7 cm (yo los he hecho
  con un vaso de los de  agua). Poner la masa en una manga pastelera y rellenar los círculos.
  Hornear 10 minutos en horno a 180º, con ventilador y calor arriba y abajo.
  Cuando las veamos doradas, las sacamos y dejamos enfriar. Mientras fundir el chocolate en
  el micro. Cuando las tortas estén frías rellenar y colocar de dos en dos.

     Sin thermomix:
 Derretimos la mantequilla en el micro y cuando esté templada la batimos unas barillas hasta   que espume.
 Agregamos el huevo y el azúcar vainillado y mezclamos bien.
 Añadir la mitad de la leche y la harina y mezclar hasta que estén bien integradas.
 Echar el resto de la leche y de la harina y volver a mezclar hasta que resulte una masa
 homogénea.
  Ahora seguir con la receta como hemos explicado más arriba.
     


Ponemos el azúcar y la mantequilla en el vaso.


Aquí ya mezcladas.


Añadimos el huevo y el azúcar vainillado.


Añadimos la mitad de la harina y la leche.


Una vez mezclado echamos el resto de harina y leche.


Nos tiene que quedar una masa homogénea y espesa.


Pintamos círculos en papel de horno y le damos la vuelta a la hoja, para que la masa no toque el grafito del lápiz.


Metemos la masa en una manga pastelera, yo he usado el Decomax de Lekue. Es muy cómodo y tiene varias boquillas distintas. Hay que poner una boquilla lisa y no muy grande.

Rellenamos los círculos con la masa haciendo un espiral. Parece que no he pintado los círculos, pero si estaban marcados.

Al horno, crecen un poquito.

Aquí los veis ya horneados, algunos se unen entre sí.

Los dejamos enfriar y le ponemos chocolate derretido en medio.


     Es un dulce muy blandito y jugoso.


   Yo he puesto mitad chocolate negro y mitad con leche.


   ¡ Qué ricos!


    Una merienda muy sana para los niños y fácil de hacer, en una hora están listos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada