Bizcocho de naranja y almendras.

 
  Este bizcocho es el mismo del libro Imprescindible con algunas variaciones. La verdad es que el bizcocho de naranja por sí solo, es muy jugoso, pero yo he querido modificarlo un poco. Le he añadido una cucharadita de agua de azahar y le he puesto por encima almendras laminadas. 
El sabor de la naranja, el agua de azahar y las almendras le da un toque oriental muy especial.Sigue siendo un bizcocho muy esponjoso con un gusto ligero a roscón. Probadlo, está riquísimo.

INGREDIENTES:


1 naranja de zumo entera con piel, bien limpia.
250gr de azúcar 
3 huevos
100 gr de aceite de girasol 
1 yogurt natural sin lactosa
250 gr de harina
1 sobre de levadura Royal

1 cucharadita de agua de azahar

Una pizca de sal
Almendras laminadas y azúcar invertido (o almíbar)

PREPARACIÓN:

CON THERMOMIX:


1.- Poner en el vaso el azúcar, la naranja troceada en cuartos y los huevos y programar 3 minutos, 37º, velocidad 5.
2.- Añade el aceite, el agua de azahar y el yogurt y mezcla 15 segundos en velocidad 3.
3.- Incorpora la harina, la levadura y la sal y mezcla 20 segundos en velocidad 3.
4.- Engrasar un molde y verter la mezcla.  Hornear a 180º durante 35 minutos calor arriba y abajo.


 A los 25 minutos (no antes) abrir el horno y sin sacar de él el molde, pintar rápidamente con azúcar invertido o almíbar sin apretar y poner por encima las almendras laminadas. Esta operación hay que hacerla muy rápido para que no se nos baje el bizcocho.

SIN THERMOMIX:

Si disponemos de una batidora potente, hacer el primer paso triturando la naranja con los huevos y el azúcar. Si no tenemos una buena batidora, hacerlo con el zumo en lugar de la fruta entera.
A continuación agregar el aceite, el agua de azahar y  el yogur y mezclar bien.
Echar la harina, la levadura y la sal. Batir hasta que nos quede una masa sin grumos.

A partir de aquí seguir la receta como indico más arriba.





Echamos la naranja limpia y sin pelar al vaso, con los huevos y el azúcar. Trituramos.

Añadimos el aceite de girasol, se puede poner también mantequilla, pero yo lo hago sin ella para una amiga intolerante a la lactosa.

Añadimos el agua de azahar y un yogur natural, yo sin lactosa también.

Por último, la harina, la levadura y la sal. Mezclamos bien.

Ponemos la mezcla en un molde engrasado.

    Diez minutos antes de acabar la coción, se pinta con azúcar invertido y se ponen las almendras encima.


    Se ven las pintitas naranja de la cascara de naranja.


    Un bizcocho jugoso y tierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada