Nugget de pollo




Esta es la versión casera de los famosos nuggets de pollo de McDonalds.
Descubrí la receta en Internet, en el blog sazono y me lo como, y aunque hay miles de versiones en la red, no hay grandes diferencias entre ellas, aunque yo he enriquecido la receta original añadiendo dados de pavo.

Es un plato fácil de hacer y una manera segura de asegurarnos que los niños comen sano. A mis hijos y a mis sobrinos les encantan. Cuando las preparo, siempre congelo unos pocos. 


El truco para congelarlos bien, es que, una vez hechos y empanados, los ponemos de forma individual en el congelador, sin apilarlos. Cuando ya estén congelados los podemos meter juntos en una bolsa.


INGREDIENTES


  • 400 gr. aprox. pechuga de pollo
  • 50 gr. de leche
  • 50 gr. de miga de pan (o dos rebanadas de pan de molde sin corteza)
  • 50 gr de pavo en dados
  • 60 gr. de queso de untar o  3 quesitos.
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta al gusto
  •  Huevo y pan rallado para empanar
  • Aceite

PREPARACIÓN

  Con thermomix:

Ponemos en el vaso el pollo, los dados de pavo, el ajo, la sal  y la pimienta y trituramos 15 segundos  a velocidad 7, bajamos con la espátula los restos de las paredes, añadimos el pan, la leche y el queso, volvemos a triturar 10 segundos velocidad 7. 
Retiramos del vaso y ponemos la masa en un bol. La dejamos en la nevera una hora para que coja cuerpo.
Después vamos cogiendo porciones de masa con una cuchara y vamos haciendo bolitas que luego aplanaremos para darles forma.
Sólo nos queda pasarlos por huevo y pan rallado y a la sartén con aceite bien caliente. 

Sin thermomix:

   Picar las pechugas y el pavo con la batidora y añadir el resto de los ingredientes. Triturar todo-
   Con la masa hacer bolitas y aplastar un poco. 
   Empanar en  huevo y pan rallado y freír en aceite muy caliente.


Ponemos en el vaso la pechuga de pollo, el pavo en dados, el ajo, la sal y la pimienta.

Lo trituramos todo.

Añadimos la leche, el pan y el queso. Volvemos a triturar.

Colocamos esta mezcla en un bol y dejamos una hora en la nevera.

Con una cuchara sacamos porciones y pasamos por huevo batido.

Luego por pan rallado.

Formamos los nuggets dando forma aplastada.

Si queréis congelarlos, los ponéis en una bandeja del congelador separados y cuando ya estén duros, los metemos en una bolsa. Con estas cantidades salen unos treinta nuggets.


    Es un plato que encanta a los niños y al prepararlos en casa sabemos lo que comen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario